Las primeras veinte toneladas de anchoa de la costera se cotizan a 1,4 euros en Ondarroa

Las descargas realizadas por media docena de barcos cerqueros fueron de bocarte pequeño y se destinaron para el consumo en fresco

MIRARI ARTIME ONDARROA

La anchoa no se ha hecho esperar demasiado y unas horas después de la apertura oficial de la costera, media docena de cerqueros protagonizaron en el puerto de Ondarroa las primeras descargas de bocarte realizadas no demasiado lejos de la costa. «Son las muestras iniciales, pero una vez de salir a faenar es bueno regresar con las cajas llenas de pescado», señalaron desde la tripulación de uno de los barcos gallegos que ya amarra en el muelle ondarrés.

La cofradía Santa Clara subastó alrededor de 20 toneladas que se cotizaron de media a 1,4 euros el kilo, con ligeras oscilaciones en el precio según la calidad de las piezas. «Son de tamaño pequeño y, por lo tanto, el precio no sube mucho más», detallaron. Como consecuencia, el pescado desembarcado ayer se destinó en su totalidad al consumo en fresco. «La anchoa buena, la que todos queremos, conserveros y pescadores, no llegará hasta abril», añadieron.

Para los arrantzales, no obstante, la localización de los bancos de pesca ha sido una noticia esperanzadora. «Sabemos que la especie está bien, que está recuperada, pero no deja de ser positivo que aparezca, que no se haga de rogar demasiado, aunque con la mar nunca se sabe como va a evolucionar», recalcaron.

Para esta temporada, la cuota fijada por la UE es de 33.000 toneladas, similar a la del año anterior, de las que 29.700 serán para los buques que faenan bajo bandera española. El 10% restante corresponde a los barcos con base en la costa occidental de Francia, pelágicos en su mayoría.

Cuota agotada

Para decretar el total admisible de capturas de una de las principales campañas del sector, Bruselas tiene en cuenta, entre otras investigaciones, los datos de la campaña Bioman del centro tecnológico Azti, que han determinado que la biomasa de anchoa se encuentra en el mejor momento de su historia con 225.000 toneladas.

De hecho, la pasada primavera, los cerca de 145 barcos de cerco del Cantábrico y Noroeste agotaron por primera vez la cuota asignada para el primer semestre en una de las mejores campañas en cuanto a capturas, con especial protagonismo del muelle ondarrés donde se descargaron el 90% de los apresamientos. En el lado contrario de la balanza se situaron los precios que no llegaron a superar una media de un euro por kilo.