Las playas de Laidatxu, Arrigorri e Isuntza rompen barreras con el baño asistido

El programa 'Hondartza Denontzat' arrancó ayer en Mundaka. /  MAIKA SALGUERO
El programa 'Hondartza Denontzat' arrancó ayer en Mundaka. / MAIKA SALGUERO

Varias personas con problemas de movilidad se atrevieron ayer a darse el primer chapuzón en Mundaka dentro del programa 'Hondartza Denontzat'

IRATXE ASTUIMUNDAKA.

Nardi Sánchez-García no dudo ni por un segundo en sentarse en una silla anfibia, dispuesta a darse el primer chapuzón del verano en la playa Laidatxu de Mundaka. Y eso que el agua estaba ayer a 18 grados. «Se nota un poquito fría al entrar, pero una vez superada la primera reacción se agradece el baño», señaló esta mujer sestaotarra.

Josu Moreno, asentía con la cabeza las palabras de su compañera. «A mí me encanta bañarme en la playa y agradezco que nos den la oportunidad de asistirnos para ello», apuntó el ex ciclista paralímpico bilbaíno, al tiempo que no dejaba de saludar desde el agua. «Yo me apunto a esto todos los veranos», lanzó ilusionado.

El programa 'Hondartza Denon-tzat' abrió ayer su decimosexta temporada en el arenal mundakarra de la mano de la asociación Bidaideak y la colaboración de la Diputación de Bizkaia y la Obra Social de la BBK. La iniciativa se ha extendido un año más a los arenales de Plentzia, Ereaga (Getxo), Isuntza (Lekeitio), Astondo (Gorliz) y Arrigorri (Ondarroa), donde el servicio especial para facilitar el acceso y disfrute del baño a las personas con discapacidad física o problemas de movilidad reducida se mantendrá en funcionamiento también durante el mes de agosto.

«El objetivo principal es eliminar las barreras que impiden a algunas personas disfrutar de un recurso de ocio como son nuestras playas», señaló el director foral de Medio Ambiente, Unai Gangoiti. El acto de presentación de 'Hondartza Denontzat' contó también con la presencia de la responsable del área de Inclusión Social de la BBK, Ixone Zubieta, así como del coordinador de Bidaideiak, Txema Alonso.

El servicio estará atendido este año por un total de 21 monitores y contará con una treintena de sillas anfibias -9 son exclusivas para las personas con índices de dependencia leve, 15 para personas con grado de dependencia medio y 7 para personas con gran dependencia-. Además se han repartido medio centenar de pares de muletas, «que facilitan a estas personas sus paseos por la playa», apuntó Alonso.

Más de 5.000 servicios

La campaña del pasado año contabilizó alrededor de 5.300 servicios. «Pero más que el aspecto cuantitativo, lo importante es destacar que cualquier persona con discapacidad de Bizkaia, además de los visitantes, tiene los recursos de ocio activo a su disposición en playas del territorio», manifestó. El programa «no tiene parangón a nivel nacional, tanto por el número de los arenales en los que se presta como por el servicio en sí, que se complementa con el transporte a la playa», resaltó, Alonso.

'Hodartza Denontzat' se mantendrá en funcionamiento durante este mes y el siguiente, «todos los días, de once de la mañana a siete de la tarde», detallaron. La equipación de las sillas de apoyo se completa con cuatro grúas hidráulicas, «que facilitan a los monitores la movilización, sobre todo, de las personas usuarias con problemas más graves en este sentido», explicaron.

Los puntos de asistencia incluyen, además, la infraestructura necesaria para la atención en cada playa, desde plataformas de madera, carpas, sillas, mesas, WC adaptados y vestuarios. El servicio se puso en marcha en 2004 con una prueba piloto en dos playas y, actualmente, el programa se desarrolla en media docena de arenales.

Temas

Mundaka