La paisajísta Paola Sangalli diseñará la marisma de Bakio

El proyecto pretende recuperar el valor del río Estepona a su paso por las áreas de Bakea y Solozarre. / MAIKA SALGUERO
El proyecto pretende recuperar el valor del río Estepona a su paso por las áreas de Bakea y Solozarre. / MAIKA SALGUERO

El desarrollo del proyecto medioambiental se llevará a cabo a partir de 2020 y tendrá un coste de 650.000 euros

IRATXE ASTUIBAKIO.

La experta en bioingeniería y restauración del paisaje Paola Sangalli será la encargada de diseñar el proyecto para la creación de una marisma en la zona central de Bakio con el fin de paliar el riesgo de inundación y recuperar el valor ambiental del río Estepona a su paso por las áreas de Bakea y Solozarre. El plan medioambiental, que se espera iniciar a principios del próximo año, es fruto de un convenio firmado entre el Ayuntamiento de la localidad turística con la Agencia Vasca del Agua, URA.

El desarrollo del futuro plan medioambiental, que contribuirá a reducir la peligrosidad de inundabilidad en la zona urbana, supondrá, asimismo, un cambio estructural para el municipio costero. «Cambiará la forma de percibir nuestro pueblo, aportando un importante valor añadido al mismo, por los cambios paisajísticos, los cambios en la forma de percibir el espacio público, la recuperación de los valores ambientales y la forma innovadora de hacer frente a los riesgos de inundación», señaló la alcaldesa de Bakio, Amets Jauregizar.

El trabajo, que diseñará la también expresidenta de la Federación Europea de Bioingeniería y miembro de la Asociación Española de Paisajistas, ha sido presentado en Europa «como una de los proyectos que refuerza la implementación de la Estrategia Vasca del Cambio Climático (KLIMA 2050)», matizaron las mismas fuentes.

Rebajar el nivel del agua

Con el fin de presentar el plan y explicar a la ciudadanía el funcionamiento de la marisma y bosque inundable en Bakea y Solozarre, el Consistorio local y URA han organizado esta semana un taller de participación ciudadana en Bakea. «Además de avanzar los detalles del futuro plan, la convocatoria tiene como fin analizar y diseñar de manera conjunta las necesidades e infraestructuras que podrían encajar en esa nueva zona de esparcimiento que se abrirá para Bakio», apuntaron.

El plan supondrá un desembolso de 650.000 euros, que serán sufragados por la Agencia Vasca del Agua, mientras que el Ejecutivo costero se encargará de asumir los gastos de la redacción del proyecto. La principal actuación que se prevé llevar a cabo en la zona consistirá en rebajar el nivel del agua de la llanura de inundación de la margen derecha del río para hacerlo accesible a la inundación generando un bosque inundable», explicaron.

Temas

Bakio