El órgano de Ondarroa suena con fuerza en su 150 aniversario

Miriam Cepeda y Luis Alberto Requejo ofrecen un concierto en la parroquia Andra Mari que se podrá seguir a través de una pantalla gigante

MIRARI ARTIME ONDARROA.

El órgano de la parroquia Andra Mari de Ondarroa celebra hoy sus 150 años de historia con un concierto a cargo del dúo formado por la organista Miriam Cepeda y el clarinetista Luis Alberto Requejo. El recital arrancará a las ocho de la tarde y el público podrá seguir la actuación a través de una pantalla gigante que se instalará en el recinto religioso.

Organizado por el Ayuntamiento y la Diputación, dentro del programa 'Bizkaiko hotsak', los espectadores tendrán la oportunidad de escuchar la música procedente un instrumento construido en el taller del organero francés Aristide Cavaillé-Coll, considerado por los expertos como uno de los mejores del mundo.

«Si bien los órganos de mayor importancia que Cavailleé-Coll instaló en Euskadi pueden encontrarse en Gipuzkoa, el territorio de Bizkaia cuenta con unos cuantos ejemplares que acreditan su calidad con sólo comenzar a sonar. Ese es el caso de la pieza de Ondarroa», destacan especialistas en música clásica.

Adquirido el 10 de Abril de 1868 por un importe de 12.500 francos, fue instalado el 10 de septiembre de ese mismo año por un importe final ligeramente superior de de 12.993 francos tras incorporar algunos cambios respecto al modelo inicial. «Como en otros casos, Cavaillé Coll conservó la caja del órgano barroco anterior y en sus interior instaló el nuevo instrumento», añadieron los expertos.

Intérpretes

Entre las intervenciones más destacadas a la que ha sido sometida figura la realizada por el organero con taller en Tordesillas, Joaquín Lois y la de Equipo 7, que se encargó de la parte mueble. «La reinauguración corrió a cargo de Louis Robilliard, organista titular de San Francisco de Sales (Lyon) y uno de los más famosos del mundo por su equilibrio y calidad sonora», explicaron. Posteriormente, en 2002 los también franceses Pellerin&Uys restauraron la pieza con coste de 90.000 euros.

Entre los intérpretes asociados al órgano ondarrés se encuentra Clemente Ugarteburu, primer organista titular (1863), que posteriormente se trasladó a la Basílica de Begoña. «También destacó el guipuzcoano Eduardo Gorosarri, que permaneció un año desde 1917», explicaron las mismas fuentes.

Precisamente, el concierto de hoy incluirá piezas de Gorosarri, además de obras de diferentes periodos musicales y de transcripciones en la parte de clarinete y órgano, que está centrado en el periodo romántico con obras de Gigout, Dubois y Torres, entre otros artistas. La interpretación correrá a cargo de Miriam Cepeda, organista en la Basílica de Begoña y profesora de música en Santander, junto a Luis Alberto Requejo, solista de clarinete bajo de la Orquesta Sinfónica de Bilbao (BOS).

 

Fotos

Vídeos