Ondarroa recuerda al adolescente transexual que reclamaba una terapia hormonal y acabó quitándose la vida

El joven Ekai, junto a su padre, en una imagen de un reportaje en el que participaron. /La Sexta
El joven Ekai, junto a su padre, en una imagen de un reportaje en el que participaron. / La Sexta

«No pararemos en la lucha por nuestro hijo», dicen los padres en el homenaje a Ekai

A. L.

Ocho meses después de que se quitara la vida, el recuerdo de Ekai sigue muy vivo en su localidad natal, Ondarroa, que este sábado le brindó un homenaje con el que los vecinos también quisieron arropar a sus padres. El acto se celebró el día en que este adolescente transexual hubiera cumplido los 17 años. Su suicidio en febrero de este año conmocionó al municipio y a la comunidad LGTBI. Sus padres, Ana y Elaxar, mantienen la reivindicación de su hijo, que ansiaba una terapia hormonal que los protocolos médicos ralentizaron. «No solo fue una causa, sino varias, pero una de las más importantes creemos que fue el no estar hormonándose», relató ayer Elaxar en declaraciones a Eitb. «No vamos a parar en la lucha», reflejó su padre.

El homenaje se celebró en la plaza Itxas Aurre, donde uno de los bancos luce los colores de la bandera arcoiris, símbolo del movimiento LGTBI, y además se erigió un monolito en recuerdo del adolescente. Además de familia y amigos, en el acto también participaron dantzaris y cantautores, que dedicaron sus composiciones en memoria de Ekai. «Algo ha mejorado», decía ayer su padre, en referencia a los cambios en los protocolos sanitarios. La Unidad de Identidad de Género ha dejado de estar supervisada por el área de Psiquiatría para ser responsabilidad del de Endocrinología.

Osakidetza respondió así a una demanda histórica de la agrupación vasca de familias de menores transexuales Chrysallis, que estuvo también en el homenaje de este sábado al joven guipuzcoano. El colectivo siempre ha considerado inadecuado que los menores fuesen rec-ibidos por un profesional de la salud mental, y que éste fuera responsable además de su seguimiento. En el caso de Ekai, había pedido iniciar su tratamiento hormonal dentro del proceso de reasignación de género y estaba a la espera. Salud afirmó que se había cumplido «la guía de actuación». «Él quería su tratamiento y que fuese aquí, en Euskadi», porque se le dio la opción de acudir a Cataluña, explicaba ayer su padre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos