POR FASES

Ondarroa prioriza la puesta en marcha del parking de Ibaiondo

El aparcamiento subterráneo de Ibaiondo está cerrado desde su construcción hace casi una década. /  M. A.
El aparcamiento subterráneo de Ibaiondo está cerrado desde su construcción hace casi una década. / M. A.

El Consistorio proyecta impermeabilizar el aparcamiento como punto de partida de las mejoras diseñadas para el barrio de Kamiñazpi

MIRARI ARTIME ONDARROA.

La modernización de las dotaciones urbanas del barrio de Kamiñazpi de Ondarroa se ha convertido en uno de los objetivos prioritarios de los gestores municipales. El enclave, en el que residen más de 4.000 vecinos, se caracteriza por contar con un diseño urbanístico bastante antiguo que en la actualidad genera numerosos problemas de accesibilidad y serias dificultades de estacionamiento a la ciudadanía.

Para hacer frente a esta situación, el Consistorio ha diseñado un paquete de medidas en el que se priorizará la impermeabilización del parking subterráneo de Ibaiondo, construido bajo el patio de la ikastola Txomin Agirre. El aparcamiento, que cuenta con capacidad para 150 coches, permanece cerrado desde su construcción hace casi una década, a pesar de los intentos realizados por parte de las distintas formaciones que han dirigido la Administración local.

Aparcamiento.
El Consistorio quiere resolver los problemas de humedad del estacionamiento bajo el patio de la ikastola.
Parque.
El proyecto incluirá las propuestas y necesidades detectadas en el proceso de participación celebrado con los vecinos.
Viviendas.
Además de mejorar el aspecto general de los bloques de casas, se favorecerá la colocación de ascensores.

«La primera fase será resolver de manera definitiva los problemas de humedad que padece», indicaron fuentes municipales. La segunda actuación se centrará en el parque central de la barriada. «Se tendrán en cuenta las conclusiones obtenidas en el proceso de participación llevado a cabo hace dos años con los propios residentes para dar el visto bueno definitivo», añadieron.

Fiestas y hogueras

Entre las demandas planteadas, incluidas las que presentaron los niños en su condición de principales usuarios de la zona de ocio, se encuentran sacar partido a la ribera del río Artibai, ampliar el paseo peatonal de la parte trasera, además de aumentar los espacios verdes. Los ondarreses también reclamaron cambiar la ubicación de los bancos, mejorar el sistema de iluminación, instalar servicios públicos adaptados para los menores, además de colocar más equipamientos como aparcabicis y bidegorris.

«Los vecinos, además, hicieron especial hincapié en la importancia de reservar o adecuar un espacio para la celebración de las fiestas del barrio y de las hogueras de San Juan, ambas con un significado muy especial», detallaron las mismas fuentes. El tercer eje de intervención se centrará en los bloques de viviendas.

«Además del aspecto general y unido al envejecimiento natural de los edificios se ha constatado la necesidad urgente de adoptar medidas que favorezcan su accesiblidad», reconocieron desde el Consistorio. En esa línea, se favorecerá la instalación de ascensores en las comunidades de vecinos, mientras que en las calles se suprimirán aceras y demás barreras arquitectónicas que dificulten el acceso peatonal.

Representantes municipales detallarán sus propuestas en la reunión que este jueves celebrarán (18.30) en los locales de la asociación de Alcohólicos Anónimos.