Ondarroa se deshace de 49.400 metros cúbicos de fango y arena

El puerto de Ondarroa requiere un dragado para garantizar la operatividad y seguridad. /  M. SALGUERO
El puerto de Ondarroa requiere un dragado para garantizar la operatividad y seguridad. / M. SALGUERO

Las tareas de dragado desde el puerto hasta la altura del puente viejo arrancarán esta semana y se prolongarán hasta finales de mayo

MIRARI ARTIME ONDARROA.

Los puertos situados en la desembocadura de cauces fluviales tienden a acumular en sus zonas abrigadas importantes cantidades de sedimentos. Es el caso de la desembocadura de la dársena de Ondarroa. «En las últimas barimetrías realizadas se ha constatado que se ha superado el calado mínimo por lo que existen depósitos que son necesarios retirar para garantizar la operatividad y seguridad del puerto», según se recoge en el proyecto de actuación elaborado por el Gobierno vasco.

Para ejecutar esta tarea, el departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Ejecutivo autónomo ha contrado a la firma Drasemar que comenzará la actuación a lo largo de esta semana. El dragado de arenas limpias se realizará mediante embarcación tipo gánguil -buque plano, con la proa y la popa de igual forma, utilizado para depositar materiales granulares dentro del mar-, con capacidad para 140 metros cúbicos. El posterior vertido de ese material se completará en la playa sumergida de Saturraran.

La retirada de fangos, por su parte, se ejecutará por succión con la draga 'Beatriz María', con capacidad efectiva en cántara de 80 metros cúbicos. Durante el desarrollo de la intervención, el seguimiento ambiental estará coordinado por Azti-Tecnalia.

Por zonas

La intervención se prolongará hasta finales de mayo de manera que esté rematada de cara a la temporada estival. El coste de la operación, que correrá a cargo del Gobierno vasco, superará los 599.000 euros. Para recuperar los calados nominales, el trabajo se realizará por zonas y por fases hasta completar la retirada de cerca de 49.400 metros cúbicos de fango y arena.

En la bocana de acceso al puerto será necesario retirar 34.700 metros cúbicos de arena para recuperar su calado de menos 5,5 metros. En el canal de navegación entre la entrada y el puente de Santiago Calatrava, por su parte, se prevé recuperar sus condiciones de navegabilidad con un calado de menos dos metros al retirar 5.724 metros cúbicos de arenas fangosas.

El tercer tramo corresponderá al existente entre la pasarela y el muelle deportivo. Con el objetivo de que vuelva a tener un calado de menos 1,5 metros, la draga quitará 7.600 metros cúbicos de fango y arena en el Artibai y otros 1.360 en las inmediaciones del puerto viejo.

«Se comenzará por la bocana, a altura del puente de Calatrava para seguir río arriba, mientras que la última fase será la más exterior, la más abierta al mar», señalaron desde el Gobierno vasco.

 

Fotos

Vídeos