Las obras para ampliar la lonja de Bermeo comenzarán este año

Reparación de los daños ocasionados por el fuerte temporal en el puerto de Bermeo en 2014./e. c.
Reparación de los daños ocasionados por el fuerte temporal en el puerto de Bermeo en 2014. / e. c.

Los trabajos cuentan con un presupuesto de 1,13 millones y el desarrollo de la instalación permitirá ubicar en el futuro una fábrica de hielo

TERRY BASTERRA

Si no se producen nuevos retrasos, antes de que acabe el año comenzarán las obras para ampliar la lonja de pescado de Bermeo. La consejera Arantxa Tapia visitó ayer el puerto de la localidad y anunció que los trabajos darán inicio durante los últimos meses de este 2019. El proceso de licitación ya está en marcha. La actuación cuenta con un presupuesto base de 1,13 millones de euros -IVA excluido- y un plazo de ejecución de seis meses. Por lo que si no se produce ningún tipo de incidentes para el próximo verano la mejora de la instalación debería estar finalizada.

Con este aumento del tamaño de la lonja, el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras persigue dos objetivos. El primero de ellos, contar con un lugar donde almacenar las cajas y tinas de pescado en la misma lonja que cumpla las exigencias higiénico-sanitarias. El segundo, habilitar una superfice donde ubicar una futura fábrica de hielo para abastecer a barcos, camiones y las necesidades de la lonja.

Tapia aprovechó su visita a Bermeo para comprobar in situ el avance de las reparaciones que se están llevando a cabo en los muelles de Xixili y Erroxape. Los dos están deteriorados por la acción marina, el tránsito de camiones y uso de maquinaria pesada para la carga y descarga de las empresas comerciales del sector pesquero. Los trabajos en ambos incluyen una nueva pavimentación y la reposición de las zonas de drenaje. El coste de estas obras asciende a 2,53 millones de euros.

El Gobierno vasco retomará en 2020 el refuerzo del dique frente a los temporales En su zona interior

Embarcaciones deportivas

La consejera adelantó que el próximo año se retomarán las labores de reparación y refuerzo del dique del puerto bermeotarra tras los daños ocasionados por los temporales de 2016. Al año siguiente ya se dio por finalizada la primera fase de aquellas obras y en 2020 se quiere proceder a licitar la segunda etapa, que se centrará en consolidar el manto interior de esta estructura protectora. A esta actuación se destinará 1,54 millones.

El Gobierno vasco también prevé ampliar la zona de pantalanes deportivos para atender la creciente demanda de este tipo de instalaciones. La previsión es hacerlo en la zona de Artza con la idea de que los nuevos amarres puedan ser utilizados ya el próximo verano.

«Aún hay margen» para que el TAV llegue en 2023

El Gobierno vasco no cae en el desánimo y considera que «todavía hay margen» para que las obras del TAV concluyan en 2023. Eso sí, para alcanzar este objetivo Arantxa Tapia advierte que es necesario que se dé un «impulso definitivo a la llegada a las capitales» de la línea ferroviaria del alta velocidad. En declaraciones a Onda Vasca, la consejera sostuvo que con voluntad de colaboración entre los gobiernos vasco y central la obra civil se podría finalizar «de la forma más rápida posible», para después cooperar en la instalación de «la superestructura, las vías y la catenaria». «Estamos dispuestos a asumir una encomienda de gestión» para llevar a cabo estas labores, recalcó Tapia.

Temas

Bermeo