La nueva depuradora de Aulesti acabará con los vertidos al Lea

La nueva deporadora dará servicio inicialmente a una población de 400 personas. /  MAIKA SALGUERO
La nueva deporadora dará servicio inicialmente a una población de 400 personas. / MAIKA SALGUERO

El Consorcio ha iniciado el periodo de pruebas en la planta fecales que dará servicio a unos 700 habitantes y anulará las actuales fosas sépticas

MIRARI ARTIME AULESTI.

El Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia ha comenzado a realizar las pruebas previas correspondientes para la puesta en marcha en breve de la nueva estación depuradora de aguas residuales construida en Aulesti para dar servicio en un futuro a cerca de 700 habitantes. La planta, que ha supuesto una inversión de 2,4 millones de euros, recibirán los caudales a tratar desde un bombeo ubicado en el límite del entorno urbano.

«Hasta ese punto llegarán las aguas procedentes de un colector de enlace, al que se han conexionado las distintas canalizaciones de saneamiento existentes en el centro evitando y anulando las fosas sépticas», detallaron desde la entidad consorciada. En la actualidad, en el núcleo urbano del mayor enclave de Lea Ibarra existe una red de colectores que finaliza en dos fosas sépticas, que se encuentran totalmente colmatadas y vertiendo al río.

«Es ese entramado el que se va a recoger y tratar con las instalaciones que se han ejecutado, dando servicio a una población actual de unos 400 habitantes», añadieron. Los barrios de Urriola, Zubero, Malats y Narea, que suponen otros 200 habitantes, poseen canalizaciones locales que vierten, bien a un pozo séptico o cauce natural, pero son susceptibles de conectarse a la red. «Por ello, los caudales medios de tratamiento varían entre los 130,46 metros cúbicos al día actuales, a los 252,29 futuros», indicaron.

Sin olores

La depuradora tratará las aguas recibidas hasta el punto que permita su vertido al cauce cumpliendo todos los requisitos técnicos y ambientales. «Al final se obtendrá un agua clarificada que finalmente se verterá, ya tratada, al río Lea», recalcaron desde el Consorcio.

La planta está dotada con un sistema de desodorización que, al encontrarse cubierta y contar con un doble nivel de confinamiento en sus puntos principales, evitará olores y molestias. También dispondrá de los equipos eléctricos y de mando y control remotos.

«La depuradora se dispone dentro de un edificio de 24,78 por 13,20 metros con cubierta y cerramiento de madera, que recoge los equipos que así lo requieren», indicaron desde la entidad que gestionará el servicio y que ha habilitado asimismo un tanque de tormentas de 114 metros cúbicos.

Temas

Aulesti