El Museo de la Paz de Gernika bate su récord con 51.170 visitas

Más de la mitad de las visitas procedían de distintos países europeos. / MAIKA SALGUERO
Más de la mitad de las visitas procedían de distintos países europeos. / MAIKA SALGUERO

El centro cultural de la villa foral, que el pasado año celebró su veinte aniversario, atrajo a 3.203 personas más, en su mayoría europeos

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

El Museo de la Paz de Gernika superó el pasado año su propio récord de visitas desde que abriera sus puertas en 1998. El centro de la villa foral registró un total de 51.710 entras, lo que supone un incremento del 6,6%, o lo que es lo mismo la atención a 3.203 personas más que en 2017. «Esta cifra confirma el tirón que el Museo de la Paz de Gernika; un centro de tamaño mediano abierto desde hace veinte años, que atrae tanto a los visitantes locales como a los del resto de Euskadi, España y países extranjeros», manifestó satisfecha la directora del centro cultural, Iratxe Momoitio.

Por origen de procedencia, 26.422 personas se acercaron desde distintos países europeos, cerca de 10.000 -9.768- procedían de Euskadi y 1 1.134 del resto del Estado. «Atendimos a 3.166 procedentes de América, además de a 1.220 de otros lugares, en su mayoría asiáticos», señalaron las mismas fuentes.

Ampliar la documentación

Con motivo de su veinte aniversario, la Fundación Museo de la Paz de Gernika llevó a cabo el pasado año un extenso programa de actividades dirigidas a todos los públicos, entre las que se incluyeron las exposiciones temporales 'Memorias de piedra y acero', 'Constructoras de Paz' y 'William Kelly: ¿Puede el arte detener una bala?'. «Las tres muestras tuvieron una gran aceptación», aseguró Momoitio.

Se programaron, asimismo, otras tres muestras bibliográficas en torno al tratamiento del bombardeo de la villa en la literatura, la Legión Cóndor alemana que perpetró el terrible ataque y la Iglesia y la Guerra Civil en los libros. Los seminarios internacionales sobre 'Teatro del Oprimido', 'La actualidad del pasado' y 'Arte y memoria en el espacio público' completaron las propuestas entre las que también se incluyeron talleres familiares y colonias infantiles.

El organismo responsable de gestionar el museo gernikarra también llevó a cabo el año pasado los denominados 'Memoritours' «para conocer los monumentos en torno a las víctimas de la Guerra Civil»; visitas guiadas-musicales, junto con la Escuela de Música de la localidad, y sesiones de cine en colaboración con el Institut Français y la Alliance française.

«Además, aumentamos nuestro fondo documental con visitas a archivos en Madrid, Ávila y París», recordaron.

 

Fotos

Vídeos