«El modelo de Gorroño está agotado y urge un proyecto de ciudad para Gernika»

Bilbao frente al edificio del mercado en Gernika. / E. C.
Bilbao frente al edificio del mercado en Gernika. / E. C.

El cabeza de lista por EH Bildu, José Ramón Bilbao, insiste en fomentar la participación ciudadana para sacar al Consistorio de la «desidia»

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

Se presenta como candidato a la alcaldía con la intención de «sacar al Consistorio de la desidia y el agotamiento al que nos ha tenido acostumbrados el alcalde a lo largo de al última legislatura», adelante, tras permanecer los últimos cuatro años como edil en la oposición.

-¿Ha pensado qué lo primero que haría si su partido gana el domingo las elecciones?

-Bajarme el sueldo como alcalde y luego pedir a los técnicos una fotografía real de cada una de las áreas municipales para identificar las prioridades y necesidades de Gernika de manera conjunta con los agentes sociales. Esta reflexión conjunta, entre diferentes son los cimientos del proyecto de ciudad que queremos.

-¿Cómo definiría la última legislatura?

-Tras cumplir doce años como alcalde, el modelo de José María Gorroño está absolutamente agotado y desgraciadamente ha sido una legislatura perdida. Proyectos como el de la biblioteca, el nuevo campo de Urbieta y el centro de FP no se han llevado a cabo, a pesar de que se jactaban de lo fácil que sería todo con el PNV gobernando el pueblo y la Diputación y el Gobierno vasco de aliados. Otra prueba de la desidia en su última legislatura es que seguimos sin servicio de Igualdad, además del de Prevención de Drogodependencias. Por si fuera poco, estamos a mayo y los presupuestos no están aprobados. Pero siguen prometiendo lo mismo; en fin...

-EH Bildu de Gernika ha criticado en numerosas ocasiones el actual modelo de gestión.

-Gorroño no tiene proyecto y su labor de Gobierno se basa en acciones efectistas sin ningún análisis previo, ni valoración posterior. Para sacar un plan de este calibre adelante se debe profundizar en cuatro acciones fundamentales: información, objetividad, respeto e igualdad en el trato de todas las personas y la disposición a colaborar. En este sentido, nos hubiera gustado contrastar nuestras propuestas con él, pero ha declinado nuestra invitación para tener un debate conmigo.

-¿Cómo ha sido trabajar desde la oposición?

-Nos ha marginado y no ha habido manera de debatir con seriedad ninguna propuesta de las que hemos planteado. A pesar de ello, hemos conseguido abrir algún resquicio a la participación ciudadana para que se tenga en cuenta al pueblo en temas como la ordenanza de despedidas civiles, la reforma del mercado o los presupuestos.

-Han denunciado durante la campaña casos de 'enchufismo'.

-El Ayuntamiento funciona con un sistema clientelar de hacer favores a los amigos para crear una red que mantenga a Gorroño y el PNV en el poder. Bildu ha sacado a la luz un sinfín de empresas a las que pagamos sin un contrato legal como la limpieza, y la OTA, que acumula al menos 300.000 euros de deuda. También se han dado contrataciones poco transparentes en asesores de prensa y servicios jurídicos y la concesión del albergue municipal se ha adjudicado a dedo.

-¿Qué es lo más urgente a día de hoy?

-Un proyecto de ciudad, compartido y escrito entre diferente, a largo plazo. En estos momentos nos movemos según las ocurrencias de iluminado, con Gargantua, los gigantes y el monumento a los gudaris, pero sin un plan basado en la reflexión colectiva previa.

-Bildu habla de cambiar la relación entre Consistorio y ciudadanía.

-Sí, porque no se trata solo de limpiar calles y poner flores. Debe de ser un aliado de las iniciativas que surgen del pueblo. Pero desgraciadamente el Ayuntamiento se ha puesto de espaldas a lo que pasa en la calle y toma las decisiones de manera arbitraria y haciendo la brecha cada vez más profunda.

-Como profesor de genética, ¿en qué dejaría notar el ejercicio de su actividad en política?

-La ciencia es intentar conocer y comprender la realidad e implica colaborar y compartir los resultados de tu investigación. Todo ello con el único interés de mejorar la vida de las personas. Esta actitud me acompaña a todas partes, incluído el Ayuntamiento.