La mejora de las cuentas y equipamientos mancan el mandato del PNV de Lekeitio

MIRARI ARTIME LEKEITIO.

El PNV espera que Lekeitio avale mañana el cambio de rumbo que ha tenido el Ayuntamiento desde que se hizo cargo del mismo hace cuatro años. Apoyado en la progresiva salida de la crisis económica y, por lo tanto, en una mejoría en el estado de las arcas municipales, el Gobierno local liderado por Koldo Goitia ha tenido varios ejes de actuación. Uno los más visibles para la ciudadanía ha sido el de la puesta a punto de los equipamientos sociales, educativos, deportivos y culturales, además de ejecutar un amplio paquete de obras menores para ganar en accesibilidad y seguridad vial.

La renovación integral de la barriada de San Andrés y la conclusión del paseo de Santa Catalina han sido dos de los proyectos mejor valorados. Entre las actuaciones más aplaudidas destaca también la creación de plazas de aparcamiento para residentes en un municipio donde el atractivo turístico continúa como uno de sus principales polos económicos.

Turismo y puerto

Precisamente, para mantener ese tirón, también se han centrado en ampliar su oferta hotelera con la apertura del Hotel Silken en el antiguo Zita, ensalzar su patrimonio marítimo y engancharse a las nuevas tecnologías para atender las demandas de los viajeros que caminan por el puerto peatonalizado, una de las pocas medidas que ha suscitado ciertas críticas.

En el apartado cultural, tanto el Festival de Cine como el de Teatro de Calle, Kaleka, han despegado, mientras que el respaldo a la sala Ikusgarri se ha revelado como una de las mejores apuestas para mantener una variada oferta invernal con pequeños y mediados espectáculos para todos los gustos. La visibilización de los colectivos sociales también ha sido otra de las acciones más representativas.