Una media de 2.790 personas suben al 'herribus' cada mes

El 'urbano' de Ondarroa cuenta con una plataforma eléctrica para garantizar la accesibilidad. /  AYTO.
El 'urbano' de Ondarroa cuenta con una plataforma eléctrica para garantizar la accesibilidad. / AYTO.

El autobús urbano de Ondarroa, que tendrá algunas afecciones en fiestas, registra 16.700 usuarios en el primer semestre del año

MIRARI ARTIMEONDARROA.

El 'herribus' de Ondarroa traslada a una media de 2.790 personas al mes. Los datos recopilados por el Ayuntamiento revelan que ha registrado 16.700 usuarios durante los seis primeros meses de este año. Entre ellos, enero se sitúa a la cabeza, con la venta de 3.318 billetes.

El informe responde al seguimiento realizado por la Corporación tras el acuerdo firmado en la anterior legislación entre EH Bildu y el PNV para garantizar la accesibilidad de la ciudadanía a través del 'herribus', más conocido como 'urbano'. Se trata de uno de los servicios públicos más veteranos -arrancó en 1981- con el que la localidad pretende salvar la difícil orografía que caracteriza al municipio, según recogen en las directrices que ha marcado la elaboración del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

«Ondarroa alcanza una longitud de 2,35 kilómetros y el centro de salud está muy descentralizado», detalla el estudio. «Y por ejemplo, un vecino que reside en Artabide tiene una distancia de 2,2 kilómetros hasta el ambulatorio», añade.

Salvar pendientes

«Desde la parada del Bizkaibus hasta esa misma barriada tienen que cubrir 800 metros y superar una cuesta con un desnivel de 4,48%», indica. «Por lo tanto, para garantizar su accesibilidad y movilidad necesitan del 'herribus'», recalca. En esta barriada están censados 1.645 habitantes.

La situación resulta bastante similar para los habitantes de las zonas más pobladas de la villa, como la de Kamiñazpi, donde residen 1.959 personas. «Desde la parada hasta el centro de salud hay cerca de 170 metros de distancia con una pendiente que tiene un desnivel de 7,85%», subraya el informe.

El servicio fue renovado el pasado invierno y adjudicado a la empresa Cuadrabus, con sede enAmurrio, para un año por un importe cercano a los 85.000 euros, IVA incluido.

La firma alavesa, que aglutina una amplia flota de vehículos que prestan servicios discrecionales y en líneas regulares tanto a nivel nacional como internacional, cumplió los requisitos exigidos por el Ayuntamiento entre los que destaca la existencia de una plafatorma eléctrica para garantizar la accesibilidad. «El servicio tendrá algunas afecciones durante las fiestas de Andra Mari que se darán a conocer con antelación», indicaron fuentes municipales.