Markina revive el oficio de los carboneros

Escolares participan en la construcción del honor en el aparcamiento de Xemein. /  M. U.
Escolares participan en la construcción del honor en el aparcamiento de Xemein. / M. U.

El encendido del horno construido en el aparcamiento de Xemein se realizará mañana en un ambiente festivo

MIRARI ARTIME MARKINA.

El olor a leña quemada se extenderá a partir de mñana por todo Markina como anuncio de la llegada del crudo invierno. Y es que, al igual que en la película 'Tasio', de Montxo Armendariz, se procederá a encender la carbonera construida en el aparcamiento de Xemein con el apoyo de la ciudadanía e impulsada por el Ayuntamiento, la asociación de Padres y el colectivo Ahaztuen Oroimena.

La propuesta persigue dar a conocer, en especial entre las generaciones más jóvenes, la esencia de una tradición que poco a poco ha dejado de existir. «De momento, los escolares ya han presenciado e incluso han tomado parte en la construcción de la 'txondorra'», indicaron responsables de la iniciativa.

No hace tanto, hasta mediados del siglo XX, los carboneros se asentaban en la comarca. Durante la campaña se quedaban a dormir en los montes, en muchas ocasiones acompañados de sus familias, ya que el horno debía estar vigilado de manera continúa para ver cómo se desarrollaba la combustión, el color del humo y tapar agujeros.

Precisamente, un grupo de voluntarios se encargará de atender la hoguera markinarra día y noche desde el momento en el que prenda fuego. «Se les ha dado un cursillo con las técnicas básicas y se les habilitará un txoko donde estar» explicaron.

La fiesta comenzará hacia el mediodía, aunque no será hasta las seis y media, cuando alcance su punto álgido. Tras darle fuego por la parte superior, se procederá a atar la boca y a esperar, sin perder de vista en ningún momento, el proceso de combustión lento que permite que la leña se convierta en carbón y no arda en un horno que puede llegar a alcanzar 500 grados en su interior.

Personajes típicos

Permanecerá encendida hasta el próximo día 21. «Todos los vecinos que quieran podrán acercarse y conocer de cerca su desarrollo», detallaron. El proceso concluirá con la extracción del carbón. Antaño, tras dejarlo enfriar, los carboneros transportaban la mercancía a lomos de mulas o burros en sus ennegrecidos carros a la localidad más cercana hasta convertirse en personajes muy típicos y populares de los pueblos.

«Además de poner en valor la figura de los carboneros, es también un guiño a 'Olentzero' al que se realiza un pequeño homenaje con la colocación de una figura suya junto a la hoguera y un buzón para dejar cartas», detallaron.