Markina remata la nueva zona de ocio Bizenta Mogel para tenerla lista a partir del lunes

Labores de colocación de asfaltado impreso en Bizenta Mogel. / E. C.
Labores de colocación de asfaltado impreso en Bizenta Mogel. / E. C.

Las obras que el Consorcio ejecuta en la calle del Cármen para garantizar el suministro de agua en época de sequía concluirán esta semana

MIRARI ARTIMEMARKINA.

La nueva zona de ocio Bizenta Mogel de Markina estará disponible en su totalidad para el próximo lunes día 15. El Ayuntamiento confía en rematar esta semana las obras de asfaltado que se ejecutan por zonas y que ha obligado a cambiar el sentido de circulación. «El acceso por Fray Bartolomé permanecerá cerrado mientras tanto, a excepción de los garajes», señalaron desde el Consistorio. «La entrada para el resto será a través de Goikoportalea», añadieron. Aunque el parque se encuentra abierto y a disposición del público desde hace meses, el proyecto reservó para la temporada estival los trabajos de la colocación de asfalto impreso y posterior pintado.

«Si se ejecuta en invierno, la humedad dificulta la actuación. En cambio, en verano las condiciones son más óptimas por el calor y además se obtienen mejores resultados, tiene mayor garantía», indicaron responsables del plan. Con un presupuesto de 1,1 millones de euros, que también ha sufragado la promotora de las viviendas construidas en la zona, el proyecto ha remodelado por completo el área de Zelaibarri con nuevas aceras, zonas de estancia y parcelas con juegos infantiles, además de reordenar el principal parking disuasorio, con 152 plazas.

Saneamiento de Urbitarde

Entre las actuaciones que finalizarán esta semana destacan también las que ejecuta el Consorcio de Aguas dentro del plan para conectar el sondeo de Ibazeta con la planta de Iparragirre a fin de aumentar el caudal y reforzar el suministro. «Las que afectan a la calle del Carmen acabarán en breve, aunque la intervención global en Iparragirre estará lista para finales de octubre», detallaron desde el Ayuntamiento.

El Consorcio materializa una de las soluciones que estudia desde hace tiempo, junto con la Diputación, para solventar el déficit de agua potable en Lea Artibai y garantizar el abastecimiento incluso en tiempos de sequía. «Tras analizar distintas opciones, la propuesta más adecuada es la que se sustenta en la aportación de aguas subterráneas articulada en base a dos nuevos sondeos en las zonas de Ibazeta, en Markina, y en el límite entre Ondarroa y Berriatua para cubrir así las necesidades de Iparragirre y las de la villa costera, respectivamente», según recoge un estudio.

Los ensayos llevados a cabo para validar el caudal que aportan las aguas subterráneas de Ibazeta han resultado satisfactorios. «La conclusión es que puede suministrar un caudal continuo de entre 8 y 10 litros por segundo, e incluso llegar hasta 15, que puede servir para atenuar el déficit que se prevé en tiempos de escasez», añade el informe. De esta manera, se persigue mejorar y garantizar el suministro tanto a la población de Markina, como a la de Etxebarria, Bolibar, Munitibar y Aulesti.

Las obras, que requieren un desembolso superior a 1,2 millones de euros, se centran en equipar el pozo de Ibazeta, mediante sistema de bombeo, y su posterior conexión con la planta depuradora situada en la calle Iparragirre.

Entre las inversiones que acomete el Consorcio figura también la mejora en la red de saneamiento en Urbitarde. «El plazo de conclusión previsto es para finales de este mes», indican desde el Ayuntamiento.