Markina inicia el proceso para integrar la perspectiva de género en el diseño urbano

El proyecto, que desarrollan trabajadores municipales y políticos, busca replantear una localidad «para toda la ciudadanía»

MIRARI ARTIME MARTKINA.

Markina ha comenzado el proceso para introducir la perspectiva de género en su planeamiento urbanístico. Para ello, trabajadores municipales y representantes políticos han empezado a formarse con el fin de replantear el modelo del espacio urbano. «Se trata de pensar en una localidad diseñada para todas y para todos, partiendo de la diferencia, pero evitando la desigualdad entre mujeres y hombres, entre clases, orígenes, culturas o religiones, entre otros conceptos», señalaron desde el Consistorio.

El objetivo final de la iniciativa es la elaboración de un ordenanza de edificación y urbanización desde la perspectiva de género. «También se persigue promover y plantear medidas que incluyan esa visión a la hora de ejecutar la planificación». El grupo de trabajo creado tomará parte en distintas sesiones de formación, que también contará con la presencia de diferentes agentes sociales para enriquecer el debate y las aportaciones.

«Se trata de planificar y transformar edificios y espacios públicos para adaptarlos a necesidades vinculadas a actividades como los trabajos de cuidado, la movilidad cotidiana, el juego, el paseo o las relaciones sociales espontáneas», añadieron los promotores. Entre las cuestiones que analizarán y debatirán en el grupo de trabajo se incluyen la accesibilidad universal, la infancia y el envejecimiento, entre otros.