Markina ampliará el perímetro de seguridad para los fuegos artificiales de los 'Cármenes'

MIRARI ARTIME MARKINA.

La comida popular que Markina celebra todos los años dentro del programa de los 'Cármenes' se convirtió de nuevo en el acto más participativo de las últimas fiestas patronales al reunir a 2.750 personas. «El tiempo también acompañó, aunque en todo caso, hizo demasiado calor y de ahí que se haya planteado la posibilidad de estudiar algún tipo de alternativa para cubrir la zona, tras descartarse la colocación de un carpa», recogen los responsables municipales en su valoración.

Entre los aspectos que también se analizarán de cara a introducir mejoras figuran la separación de los residuos orgánicos y la necesidad de controlar la limpieza de los utensilios que tras la comida las cuadrillas realizan en la fuente del Carmen, «ya que ese agua va a la ría», añadieron. Otra de las medidas planteadas de cara a próximas convocatorias es la ampliación del perímetro de seguridad para los fuegos artificiales, que el pasado verano provocaron dos heridos.

La ubicación de la barracas en el aparcamiento situado tras la Casa Consistorial también se ha consolidado como un espacio adecuado aunque en la última edición la zona estuviese de obras. «Existen aspectos a mejorar como el de unificar la oferta musical, si bien este año se ha escuchado más canciones euskaldunes, y el de llegar a un acuerdo para fijar el día del niño», indicaron las mismas fuentes.

Entre las novedades mejor valoradas por los markinrarra figuran la celebración de la exhibición de deporte rural en el Prado, los juegos infantiles, la banda de música, el aumento de la presencia de la Policía Municipal y la recuperación del concurso del cartel de fiestas que recibió cerca de una treintena de propuestas.

 

Fotos

Vídeos