Campaña de limpieza

Mangueras, sillas, gafas de sol... lo que se escondía en el puerto de Lekeitio

Los buceadores posan con parte de la basura que han extraído del fondo marino. /Fernando Gómez
Los buceadores posan con parte de la basura que han extraído del fondo marino. / Fernando Gómez

Voluntarios y submarinistas de Urpeko Taldea retiran los residuos acumulados en la dársena de la villa

Julia Fernández
JULIA FERNÁNDEZ

Redes, mangueras, botellas de plástico, un cono, unas gafas de sol y hasta un patinete... En el puerto de Lekeitio han estado de limpieza general esta mañana. Voluntarios y buceadores del grupo Urpeko Taldea se han esmerado desde las 9 de la mañana para limpiar la bocana. Y a juzgar por las fotos que acompañan a esta información, han tenido que emplearse a fondo, y nunca mejor dicho.

Ahí, entre lodos y algas, han hallado tesoros que jamás debieron acabar en el agua. Incluidas un par de sillas de madera que en algún otro tiempo formaron parte de la decoración del salón de alguna casa. Cada objeto que han rescatado los buceadores se ha guardado cuidadosamente en un contenedor instalado en el muelle de los curas. ¿El objetivo? Que luego sea trasladado a un lugar donde le den una nueva vida o un nuevo uso.

Esta actividad forma parte de una jornada que tiene como centro el mar. A las 13 horas, se celebrará una conferencia en la sala Ikusgarri impartida por Pierre-Yves Cousteau, hijo del aventurero e investigador Jacques Cousteau y continuador de su carrera. En ella charlará sobre el proyecto Hermes, calificado como el primer esfuerzo mundial para medir las temperaturas de los océanos en todo el mundo a la escala del ecosistema.

Después, tomará la palabra Manu San Félix, explorer de National Geographic y director de la campaña Pristine Seas. «Las áreas marinas protegidas son esenciales para restaurar la salud del océano. Desde el año 2009, ese proyecto ha contribuido a proteger 2,2 millones de kilómetros cuadrados de océano en todo el mundo», han detallado desde la organización