Lekeitio pone al día sus cuentas con la venta de garajes y subvenciones

El parking de Garavilla se inauguró en 2010 con una inversión de 4,5 millones de euros. / MAIKA SALGUERO
El parking de Garavilla se inauguró en 2010 con una inversión de 4,5 millones de euros. / MAIKA SALGUERO

El Ayuntamiento cerró 2018 con saldo positivo al adjudicar todas las parcelas de Garavilla y recibir más dinero del plan foral Udalkutxa

MIRARI ARTIME LEKEITIO.

El Ayuntamiento de Lekeitio ha hecho cuentas y ha cerrado en positivo el pasado ejercicio. «El balance es satisfactorio ya que nos permitirá encarar más inversiones este año», señalaron portavoces municipales. Entre las razones que han permitido al Consistorio tomar aire destaca la venta de todas las parcelas del parking de Garavilla. Para conseguirlo, el Ejecutivo local ha cambiado en sucesivas ocasiones las condiciones de adquisición con el objetivo de que resultase más atractivo para los compradores. Abierto en 2010, con una inversión de 4,5 millones de euros, cuenta con más de 200 plazas distribuidas en varias plantas.

Por otra parte, el plan foral Udalkutxa también ha inyectado a las arcas municipales 125.000 euros más de los previstos, mientras que el capítulo de ayudas y subvenciones procedentes de administraciones supramunicipales ha rozado los 706.000 euros frente a los 99.500 fijados a principios. «Hemos tenido un ahorro neto positivo y además estamos al día en el pago a los proveedores», añadieron.

San Andrés

Los impuestos indirectos que se ingresan por construcciones han sido además superiores a los calculados al inicio del ejercicio al pasar de 115.200 a más de 208.000 euros. «Por lo tanto, podremos echar mano del remanente de los gastos generales a otro capítulo, que será el de las inversiones», recalcaron.

Por otro lado, en el capítulo de gastos figuran los de personal que han aumentado un 1,16%, mientras que los desembolsos para pagar energía, transporte y maquinaría, entre otros servicios comunes ha sufrido un incremento del 2,93% al pasar de unas previsiones de 2,9 millones de euros a superar ligeramente los tres millones de gasto.

No obstante, el apartado que más ha crecido ha sido el relativo a las inversiones al aumentar un 117%, en especial debido a la ejecución del proyecto de mejora y urbanización del barrio San Andrés. La Administración costera había incluido en los presupuestos 787.000 euros para mejorar las infraestructuras y equipamientos municipales. Al terminar el año, ha sumado alrededor de 1,7 millones en un presupuesto global de 8,2.

Para este ejercicio, el Consistorio ha dado el visto bueno a un plan económico que supera ligeramente al del año anterior al alcanzar los 8,4 millones de euros y que ha permitido aumentar las partidas económicas destinadas a casi todos los departamentos.