Lekeitio exige la descontaminación de los terrenos de la antigua maderera

El solar sobre el que se asentaba la antigua firma Maderas Leketio cuenta con 22 hectáreas. / M. SALGUERO
El solar sobre el que se asentaba la antigua firma Maderas Leketio cuenta con 22 hectáreas. / M. SALGUERO

Tras vallar la zona por seguridad, el Ayuntamiento también ha reclamado a los propietarios el derribo de los edificios «colapsados»

MIRARI ARTIME LEKEITIO.

Transcurridos seis años desde el cierre de la firma Maderas Lekeitio, que en su época más floreciente llegó a contar con una plantilla de 140 trabajadores, el Ayuntamiento de la villa costera ha puesto en marcha la maquinaria para transformar el antiguo solar y recuperarlo para el municipio. La primera medida se ha materializado en el vallado de las cerca de 22 hectáreas que alcanza la explanada, aunque la actividad maderera se desarrollaba en poco más de siete.

El Ejecutivo local ha reclamado a La Caixa, entidad propietaria de los terrenos en la actualidad, que «garantice la seguridad» después de registrarse varios incidentes en el recinto. Uno de los más graves tuvo lugar el pasado mes de abril cuando un devastador incendio calcinó varias naves que aún albergaban material en su interior. Un informe posterior ha revelado que los edificios que aún permanecen en pie se encuentran «completamente colapsados» y presentan un «algo riesgo de derrumbe».

«Tras solicitar el vallado de la zona y un mayor control de la seguridad del espacio, reclamaciones que se han cumplido, el siguiente paso ha sido pedir que retiren los elementos y las piezas que generan o pueden estar en situación peligrosa», reconoció el alcalde, Koldo Goitia. De manera paralela, la Administración costera y el Gobierno vasco han exigido a los dueños la elaboración y ejecución de un plan de descontaminación del solar.

«Podría tratarse de un suelo potencialmente contaminado por el material de los tejados, que pueden contener amianto, por la acción de los líquidos que se utilizaban en el tratamiento de la madera, así como por la existencia de un surtidor», explicó el primer edil.

Comité de seguimiento

La principal firma del sector que operaba en Lea Artibai había centrado su actividad básicamente en aserradero de madera (40%), fabricación de tarimas para suelos (30%) revestimientos o grisos, tableros laminados (10%) y parquet (20%). «La recuperación es un paso necesario antes de comenzar a hablar sobre el futuro de un espacio que constituye una de las escasas y últimas expansiones que le quedan al municipio», reconoció Goitia.

El Consistorio confía en disponer de una cronología del plan de intervención en un plazo de tres meses. Para su seguimiento, está prevista la creación de una mesa técnica en la que participen todas las partes implicadas entre las que figurarán tanto la Diputación como el Ayuntamiento de Ispaster. En la actualidad, el solar, que por su proximidad con los acantilados también está sujeta a la Ley de Costas, está destinada para iniciativas de primera transformación del sector agropecuario.