Lekeitio dotará a la escuela de música de seis nuevas aulas insonorizadas

Vista del edificio que alberga la escuela de música y el Gaztegune. / MAIKA SALGUERO
Vista del edificio que alberga la escuela de música y el Gaztegune. / MAIKA SALGUERO

Las obras, que también incluirán mejoras en la accesibilidad, costarán 67.100 euros y se ejecutarán en el plazo de un mes

MIRARI ARTIMELEKEITIO.

Los alumnos y profesores de la escuela de música de Lekeitio, Musikaia, se encontrarán el próximo curso con notables mejoras en las instalaciones ubicada en el edificio del Gaztegune, con el que comparten espacio. En concreto, el Ayuntamiento de la villa turística ha dado el visto bueno definitivo a las obras para acondicionar seis nuevas aulas en la planta intermedia del inmueble que estarán aisladas acústicamente para facilitar la tarea musical de los estudiantes.

Los trabajos, que exigirán un desembolso económico ligeramente superior a los 67.100 euros, correrán a cargo de la firma Construcciones Ricardo de la Riva S.L. a la que el Consistorio ha adjudicado el proyecto con un plazo de ejecución de un mes. «Teniendo en cuenta las necesidades a las que hay que hacer frente, se planea adecuar dos aulas de 20 metros cuadrados cada uno y otras tres de 15 a los que se sumará otro espacio destinado al profesorado que superará los 20 metros cuadrados», detallaron fuentes municipales.

El plan de actuación también contempla intervenir en los baños para convertirlos en servicios adaptados y accesibles, además de acometer la colocación de escaleras de evacuación en la parte trasera del edificio para garantizar y completar las salidas en casos de emergencias.

Evacuación

«En esa misma planta, en las obras realizadas con anterioridad se procedió a cubrir el patio para reconvertirlo en aula, por lo que el piso quedará rematado», añadieron desde el Consistorio. Con cerca de 340 alumnos y 11 profesores en la actualidad, la escuela dispondrá así de un total de once aulas donde impartir las distintas disciplinas musicales.

Los fines de semana, por su parte, el edificio mantiene su utilización como centro de reunión y ocio de chavales con edades comprendidas entre los seis y 16 años. «Cada tramo de edad cuenta con unos servicios diferentes que hay que mantener y garantizar», detallaron.