Leartiker de Markina camina para que la biomedicina acapare el 15% de su investigación

MIRARI ARTIME MARKINA.

Leartiker de Markina se ha marcado como objetivo en su plan estratégico de cara a 2020 que el 15% de su volumen de investigación esté relacionado con el sector de la biomedicina. Por ello, ha orientado su trabajo al desarrollo de nuevos dispositivos médicos de alto valor añadido. «Y para su consecución se han firmado diversos acuerdos con empresas, universidades y entidades europeas», señalaron desde el centro tecnológico de Lea Artibai.

De hecho, «se están estudiando nuevos materiales poliméricos que colaboren en la mejora de los sistemas y aparatos que se emplean en la medicina actual», destacaron. Precisamente, entre las últimas mejoras introducidas destaca la puesta en marcha de una nueva unidad 'Cram', mediante la cual produce dentro de su sala blanca ISO 7, filamentos FDM -el plástico usado por las impresoras 3D- para empresas y hospitales.

«A nivel mundial, son muchas las compañías que producen y venden este tipo de producto, pero sin embargo, son pocas las que trabajan con polímeros de grado médico, y aún menos, las que pueden fabricar el filamento en condiciones de sala limpia con ese tipo de polímeros», explicaron. Desde octubre de 2018, Leartiker cuenta con esa capacidad de producción, tras «desarrollar y poner en marcha un equipo especial para fabricar filamentos dentro de la sala blanca», detallaron.

Los principales clientes de este tipo de género son los hospitales, que gracias a este tipo de filamentos, fabrican por impresión implantes o piezas en los mismos centros médicos. Asimismo, a corto plazo, «Leartiker integrará una impresora FDM en la sala blanca, y así también tendrán la oportunidad de que sus clientes y 'partners' puedan imprimir el producto final directamente en Markina», adelantaron.

 

Fotos

Vídeos