Leartiker de Markina afianza la cooperación entre el sector aeronáutico y la automoción

Participantes en el último encuentro celebrado en Markina sobre el proyecto Aerocar. /  L. A.
Participantes en el último encuentro celebrado en Markina sobre el proyecto Aerocar. / L. A.

El centro tecnológico concluye el proyecto europeo Aerocar con el objetivo de apostar por el desarrollo de materiales más sostenibles

MIRARI ARTIMEMARKINA.

El centro tecnológico Leartiker acaba de cerrar en su sede de Markina el proyecto europero, Aerocar, que ha liderado con el objetivo de crear una red de transferencia tecnológica entre los sectores de la aeronáutica y la automoción. El programa, cofinanciado a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), se ha prolongado durante tres años y ha contado con la colaboración de entidades francesas portuguesas y españolas.

«Su principal meta ha sido la de afianzar una cooperación constante entre ambos sectores para aportar mejoras en la productividad con la creación de nuevas tecnologías, materiales y procesos», señalaron desde el centro de Lea Artibai. Para presentar los resultados obtenidos, los distintos socios tomaron parte en una jornada donde difundieron sus conclusiones y resultados.

Desde Leartiker, José Javier Egurrola dio a conocer los diferentes prototipos desarrollados en colaboración con Aernnova, tomando como base las necesidades planteadas por esta empresa, líder en el diseño y fabricación de aeroestructuras en metal y composites. «Principalmente se han centrado en trasladar materiales y procesos del sector de la automoción al aeronáutico», matizaron.

Coches eléctricos

Los miembros del proyecto también analizaron los retos a los que se enfrentan ese tipo de materiales ante las nuevas necesidades. «Es decir, en aplicaciones con vistas al vehículo eléctrico, su reciclabilidad, además de la seguridad, productividad y la competitividad que presentan frente al metal», indicaron.

«La urgencia de disponer de vehículos más ligeros y añadir más funcionalidades a las partes plásticas con propiedades de conductividad de cara al desarrollo de este tipo de coches es otra de las cuestiones que nos centran», matizaron. En su opinión, resulta imprescindible seguir trabajando en el desarrollo de materiales más beneficiosos y sostenibles para la aeronáutica y la automoción, ya que sin duda el presente y futuro de esta industria está ligada al aligeramiento y la sostenibilidad», concluyeron desde Leartiker.