Los jóvenes de Markina contarán con Gazteleku en primavera

El nuevo espacio de ocio estará dinamizado por la federación de tiempo libre del municipio que recibirá una partida de 40.000 euros

MIRARI ARTIME MARKINA.

Los jóvenes de Markina contarán con Gazteleku a partir de la próxima primavera en las dependencias que el Ayuntamiento adecentará junto al frontón. Para poner en marcha el primer servicio de estas características en la villa, el Ejecutivo local ha dado el visto a una partida de 40.000 euros, dirigida a costear la contratación de dos monitores de Maxe, la federación de tiempo libre del municipio, que se encargarán de dinamizar el centro.

La puesta en marcha de este espacio de encuentro y ocio juvenil cuenta con el respaldo tanto de las dos formaciones políticas del Consistorio -EH Bildu y PNV- como de la comunidad educativa y de las distintas asociaciones de padres que consideran que «de esta manera se cubre un importante vacío». No obstante, su financiación ha provocado duras críticas por parte del PNV.

El único partido en la oposición en el Ayuntamiento considera un agravio comparativo con el resto de agrupaciones que se implican y trabajan con chavales el destinar 40.000 euros para abonar el salario de dos monitores.«Nos gustaría saber qué piensan otros grupos y asociaciones que trabajan con voluntarios todo el año también con jóvenes y niños y no reciben tanta ayuda municipal», señalaron portavoces de la formación jeltzale.

«Es necesario ser más igualitarios, aplicar criterios similares», añadieron. Los jeltzales plantean la posibilidad de poner en marcha fórmulas de financiación del Gazteleku, de manera similar a como se realiza con otros grupos y en diversos municipios, y que incluye el pago de una cuota por parte de los padres.

Proyecto estrella

De hecho, «si otras agrupaciones recibiesen más dinero, podrían reducir las mensualidades que se ven obligados a cobrar», indicaron tras poner como ejemplo que la federación de asociaciones de padres de la localidad recibe una ayuda de 4.000 euros. Para EH Bildu, sin embargo, «son conceptos totalmente diferentes».

El Gazteleku, «es el resultado de un proceso de debate en el que han tomado parte todas las agentes implicados y en el que estamos todos de acuerdo. Otro asunto diferente es el relativo a la situación de los voluntarios que trabajan con los menores», explicaron. La formación independentista, además, recalcó que la puesta en marcha del servicio «es una de las apuestas más importantes del Consistorio para este año».