El ingenio a prueba en 24 horas

El joven diseñador portugalujo Eder Aurre lanza su reto a los jóvenes participantes. / MAIKA SALGUERO
El joven diseñador portugalujo Eder Aurre lanza su reto a los jóvenes participantes. / MAIKA SALGUERO

Estudiantes vizcaínos participan en Gernika en la consecución de un reto planteado por seis empresas para captar su interés por las carreras de tecnología

MAIKA SALGUERO GERNIKA-LUMO.

Poner a prueba la creatividad y el ingenio de los estudiantes, es el objetivo del primer Challenge de 24 horas organizado por el Colegio Oficial de Ingeniería de Telecomunicación de Euskadi en el Instituto de Gernika. Alrededor de 85 alumnos vizcaínos, en su mayoría de la villa foral, participan desde las cinco de la tarde de ayer en un «maratón», patrocinado por Euskaltel, que busca también despertar su interés por carreras de ciencia y tecnología.

«Trabajan, comen y duermen en el centro. Supone un esfuerzo para los chavales, sobre todo teniendo en cuenta que es viernes y están agotados de toda la semana», reconoció ayer la coordinadora del proyecto, Zaloa Campillo. Nada más llegar, los 'elegidos' escogieron los retos que las empresas participantes en la iniciativa plantearon para desarrollar su ingenio. La mayoría se decantó por el desafío propuesto por el diseñador portugalujo Eder Aurre, una joven promesa del mundo de la moda que les retó a posicionar su marca en las tiendas de lujo y en llegar al público juvenil.

La gernikarra Jone Oar-Arteta, con apenas doce años, lo tenía muy claro. «Lo primero que tenemos que hacer es hablar con 'influencers' para que nos asesoren», afirmó mirando desde su portátil las cientos de páginas de blogueras de moda. Su grupo, formado por cuatro chicas y un chico, se volcó en ese reto porque es una experiencia y porque les ayudará a acercarse al mundo profesional. «Mi ama al principio no me dejaba asistir, pero luego recapacitó y se dio cuenta de que era importante», reconoció Ana Zugazaga, que con 13 años es la primera vez que participaba en un evento de este tipo.

Asier Garatxena y Ane Martínez son dos estudiantes de segundo curso de bachiller que se decantaron por el desafío lanzado por la empresa local Maier: 'Imaginar cómo será el coche del futuro'. En un primer momento se centraron en buscar información y visionar vídeos a través de la red. En apenas una hora ya tenían alguna idea para hilvanar su proyecto definitivo.

La ciudad del futuro

«Será un turismo autónomo y conectado a Internet», admitieron ambos estudiantes que trajeron un par de sacos de dormir para afrontar la «dura» noche. Otros retos planteador fueron imaginar la ciudad del futuro, realizar un retrato robot del consumidor de bicicletas, acercar el mundo de las ONGs a la gente joven y mejorar la seguridad alimentaria, entre otros. «Nos apuntamos al encuentro porque queremos cursar alguna ingeniería y esto nos puede ayudar a conocer este tipo de carreras», aseguró Asier Garatxena.

El jurado valorará hoy (14.30) los trabajos, su implicación en el grupo, la idea y la presentación del vídeo. Los ganadores recibirán, entre otros premios, un viaje al parque temático de Futuroscope.