El Gobierno licita por 22 millones la obra de la nueva lonja de Ondarroa

Recreación infográfica del edificio, en el que destaca la gran cubierta abierta al público./E. C
Recreación infográfica del edificio, en el que destaca la gran cubierta abierta al público. / E. C

La construcción de un gran edificio en forma de 'L', que contará con una cubierta transitable, supondrá 48 meses de trabajos

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

La futura lonja de pescado de Ondarroa, un proyecto que venía acumulando sucesivos contratiempos, está más cerca de convertirse en una realidad. El Gobierno vasco anunció ayer que saca a licitación la obra de un equipamiento demandado por el sector desde hace 50 años que exigirá una inversión de 22 millones de euros y 48 meses de trabajos. La consejera vasca de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, que informó sobre la próxima adjudicación del proyecto durante una visita a la Cofradía de Pescadores de la localidad costera, señaló que el plazo previsto para la entrega de ofertas se cerrará el próximo 20 de septiembre.

La consejera se felicitó por «poder completar este viejo compromiso y dar respuesta a las necesidades del sector pesquero». Además, valoró «la coordinación entre las viceconsejerías de Puertos y Pesca, que esta legislatura trabajan bajo el mismo departamento», lo que ha permitido agilizar «los diferentes trámites administrativos y competenciales por los que el proyecto se ha visto afectado».

La intención del Gobierno vasco es abordar la regeneración del puerto ondarrés mediante la creación un espacio en el que convivan las actividades portuarias y las propias del entorno urbano. Según el plan diseñado por el Ejecutivo, la instalación será un enorme edificio con planta en forma de 'L' que ocupará la mayor parte de la parcela disponible, de 7.939 metros cuadrados. Con una gran ala norte de 140 metros de longitud y 27 de anchura, y otra en la zona sur de 101 metros de longitud y 28 de anchura, en la que se desarrollarán la mayor parte de usos de la lonja.

Los accesos generales, la sala de subastas y el núcleo de comunicación principal de la sede administrativa, que se desarrolla en plantas superiores, estarán en el ángulo del edificio. Sobre el ala sur se desplegará la cubierta transitable de uso público, que permitirá integrar el edificio en el tejido urbano y conectarlo con la calle Txorierreka por medio de una rampa. Con una superficie de 7.160 metros cuadrados situada sobre la zona de carga y descarga de camiones, la techumbre se diseñará como una gran cubierta de barco de madera y dispondrá de zonas de estancia con peldaños a modo de grada. De este modo, destacó Tapia, se creará «un nuevo gran espacio urbano para Ondarroa».

Fachada traslúcida

El proyecto presentado también contempla en el extremo norte de la lonja una terraza cubierta del bar restaurante y un acceso a la sala polivalente, así como a la pescadería y a la sala de venta de aparejos marinos. La zona ligada a la actividad industrial, que se ubicará en el ala norte, albergará la sala de limpieza de cajas y tinas con una amplia zona de almacenaje. Además, las rederas de Ondarroa encontrarán un local reservado para ellas en esta planta, que también tendrá cabida para la fábrica de hielo y toda su maquinaria. Las pisos superiores del edificio, que acogerán todos los usos administrativos, serán la parte más visible de la construcción, con una fachada traslúcida que permitirá que la instalación funcione como un faro por la noche.

La obra se ejecutará por fases, con el fin de posibilitar el mantenimiento de la actividad pesquera y portuaria. El puerto de Ondarroa descarga 40.000 toneladas de pescado al año mediante la actividad generada tanto a través de la Cofradía -pesca de bajura- como de la pesca de altura, así como de la distribución de la Asociación de Comercializadores de Pescado, que aglutina a 52 empresas, veinte de ellas mayoristas.

 

Fotos

Vídeos