Gernika salvará las vías del tren con la pasarela de Astra a partir de agosto

Fotomontaje de la pasarela que conectará la plaza de la Oficina de Correos con el parking de Astra. /  G. U.
Fotomontaje de la pasarela que conectará la plaza de la Oficina de Correos con el parking de Astra. / G. U.

Las obras del futuro puente, que unirá la plaza de Correos con el parking de la antigua fábrica de armas, comenzarán a finales de este mes

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

Gernika dará en breve un paso adelante dentro de su plan de mejora de la accesibilidad del municipio con la construcción de la pasarela peatonal de Astra. El Ayuntamiento de la villa foral ya ha adjudicado la obra de la futura instalación, que contarán con un presupuesto de 736.000 euros y una financiación del 55% por parte de Eusko Trenbideak.

«Los trabajos comenzarán a finales de este mes y esperamos que esté practicable para las fiestas patronales de agosto», confirmó el alcalde de la localidad, José Mari Gorroño. El nuevo puente discurriría, en concreto, entre el número 26 de Iparragirre kalea, a la altura de la plaza de la Oficinas de Correos, y el estacionamiento -235 plazas- ubicado junto a la fábrica Social para la Cutura de Astra.

«Contribuirá a ganar en seguridad ya que para atravesar de un lado a otro de la travesía de Iparragirre no hará falta cruzar por el paso a nivel sin barreras del tren, como hasta ahora», explicó el primer edil gernikarra. La pasarela, que sobrepasará las vías del ferrocarril, tendrá una longitud de más de 16 metros y alcanzará los 5,70 de altura en el punto máximo.

Sin peldaños

Se construirá en hormigón y mostrará «un estilo urbano, adornado con imágenes», avanzaron fuentes municipales. A la hora de recorrer la rampa, los peatones, por otra parte, no tendrán que superar «ni un solo peldaño» aseguró el máximo mandatario.

La nueva infraestructura facilitará la movilidad a numerosos vecinos y visitantes que a diario tienen que trasladarse del centro urbano al entorno del polígono de Bekoibarra y Astra. «Ganaremos en calidad de vida porque por esa zona transita gran parte de la población», apuntó el primer edil.

Gernika cuenta desde hace unos años con otra pasarela, que fue construida también con el objetivo de salvar la barrera del tren en la zona del Instituto y que conecta el aparcamiento de Los Tilos con el complejo deportivo de Urbieta. «Se ha convertido en un paso muy utilizado, tanto por los jóvenes que van a entrenar como por los aficionados que van a disfrutar de los partidos», aseguran desde la Administración local.

La infraestructura de madera contó con un presupuesto de 520.000 euros y tenía también como fin, acabar con el caos circulatorio que se registraba en las inmediaciones de Urbieta, sobre todo los días de partido.