Gernika resuelve los problemas de inundabilidad en el polígono Bekoibarra y mejora su conexión

El polígono industrial Bekoibarra solventará el próximo año los problemas de inundabilidad a los que se enfrenta. /  MAIKA SALGUERO
El polígono industrial Bekoibarra solventará el próximo año los problemas de inundabilidad a los que se enfrenta. / MAIKA SALGUERO

El Ayuntamiento de la villa foral y URA llevarán a cabo en 2020 un plan para construir un vial con un muro de contención en torno al área industrial

GERNIKA-LUMO.

El riesgo y los problemas de inundabilidad que en épocas de fuertes lluvias afectan al polígono industrial Bekoibarra de Gernika tienen los días contados. El Ayuntamiento de la villa foral y la Agencia Vasca del Agua (URA) han firmado recientemente un convenio de colaboración con el fin de llevar a cabo varias mejoras en el ámbito situado entre el río Oka y la trasera de los pabellones del parque industrial de la localidad.

El proyecto de obra consistirá en la construcción de un nuevo vial de conexión en Bekoibarra, de 360 metros de longitud y 9,70 metros de ancho, con el fin de «dar continuidad a la calle del área industrial para comunicarla con Aldape kalea», detalló el alcalde de Gernika, José Mari Gorroño.

El plan incluye, asimismo, medidas estructurales encaminadas a la reducción del riesgo de inundaciones en las parcelas colindantes. Para ello, se ha previsto sustituir las barandillas metálicas por muros de protección en el tramo comprendido entre los puentes de San Bartolomé y Rentería, «coincidiendo con el futuro vial en Bekoibarra», matizó el primer edil gernikarra.

El murete de hormigón, por otra parte, tendrá un metro de altura en el borde exterior entre la acera y el río Oka. «De esta manera, hará las veces de barrera de protección frente a posibles inundaciones», apuntaron fuentes municipales.

Segunda fase

El muro, por otra parte, continuará «sustituyendo la barandilla aguas arriba del puente de Rentería y por la calle Uharte, situada en la margen opuesta a la futura conexión», señalaron.

Los trabajos del plan de mejora se ejecutarán a lo largo del año que viene y contarán con un presupuesto de 1,2 millones de euros. De acuerdo al convenio, la cuantía será fiananciada en un 60% por el Ayuntamiento de Gernika y el resto por URA. «El plan proseguirá con una segunda fase, más adelante», avanzó Gorroño.

Una vez concluidos los trabajos, el parque industrial Bekoibarra de Gernika reducirá su vulnerabilidad frente a inundaciones. «Este hecho contribuirá, a su vez, a ampliar usos y desarrollar actividades en sus parcelas».