«Gernika necesita la voz de la población civil para relatar su bombardeo»

Participantes en el programa sobre memoria histórica relatan su experiencia en Croacia. / I. ASTUI
Participantes en el programa sobre memoria histórica relatan su experiencia en Croacia. / I. ASTUI

Cinco jóvenes de la comarca de Busturialdea han viajado este verano a Croacia en el marco de un programa sobre memoria histórica

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

Maitane Uriarte, German Azumendi, Xabier Oianguren, Kristian Bilbao y Elia Malaxetxebarria han regresado hace unos días de Croacia con las mochilas bien cargadas de vivencias y nuevas ideas. El relato de su viaje, sin embargo, está lejos del de los miles de turistas que anualmente recibe este país del Mediterráneo, de espectaculares playas y ciudades amuralladas, después de haber participado en un campamento internacional de verano en el marco del proyecto 'Venues of victims/Venues of perpetrators'.

«Durante los seis intensos días que ha durado la convivencia con jóvenes procedentes de una docena de países europeos, hemos tenido la oportunidad de recorrer los diferentes enclaves del país croata que pasaron por distintos conflictos, como Zagreb, Vukobao o Pula. Además, hemos podido conocer de primera mano los testimonios de las personas que vivieron la guerra de Yugoslavia», explicó una joven integrante del grupo que acudió a Croacia desde la comarca.

La experiencia les ha servido, por otra parte, «para estudiar las marcas que el pasado ha dejado en Croacia desde una perspectiva de derechos humanos y memoria histórica y ver que la vístima puede ser luego perpetrador y a la inversa», matizaron.

Paralelismos

En este sentido, los jóvenes de Busturialdea han observado también «claros paralelismos entre los conflictos sufridos en Croacia y durante la Guerra Civil española, por ejemplo». Su aventura en el campamento internacional, en el que han aprendido «a analizar la historia desde diferentes perspectivas» les ha motivado a aplicar todo lo aprendido en Croacia en su entorno más cercano.

«Nos impactó mucho la historia sufrida por pueblos como Lipa, en el que hicieron desaparecer a toda su población y hoy en día, por iniciativa de un profesor, existe un museo en el que se relata la masacre que sufrieron aquellas familias», apuntaron. Los jóvenes de Busturialdea creen, de hecho, que a Gernika «le falta un espacio como aquel en el que el bombardeo sea relatado a través de la población civil», plantean.

La villa foral espera celebrar otro encuentro similar al de Croacia en noviembre de la mano del Centro de Investigación por la Paz, Gernika Gogoratuz. La convivencia en la que participarán también jóvenes provenientes de diferentes países europeos tendrá lugar en Astra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos