Gernika gana donantes pero registra la tasa de aportaciones más baja de la última década

Una mujer dona sangre en el autobús que acude cada mes a Gernika. /  MAIKA SALGUERO
Una mujer dona sangre en el autobús que acude cada mes a Gernika. / MAIKA SALGUERO

Las extracciones de sangre se situaron por debajo del millar en 2018, un hecho que «preocupa» a los miembros de Odolkideak

IRATXE ASTUI BERMEO.

La Asociación de Donantes de Sangre Odolkideak de Gernika empieza a ver con preocupación los datos sobre extracciones llevadas a cabo en la villa foral durante el último año. La agrupación de voluntarios ha comprobado, de hecho, que el número de donaciones contabilizadas a lo largo de 2018 en la localidad -un total de 965- ha supuesto, al igual que en la mayoría del Territorio, una bajada del 6,6 % respecto al anterior ejercicio.

Esta cifra se sitúa por primera vez en la última década, por debajo del millar de extracciones que «hasta se superaban normalmente», apuntó la responsables del colectivo, Amagoia López de Larruzea. «A pesar de que seguimos siendo un referente en Bizkaia, consideramos que estamos ante unos datos preocupantes», reconoció.

Dentro del cómputo global, sin embargo, también hay un punto positivo y hace referencia al incremento de nuevos donantes que ha reclutado la asociación y que ha supuesto un aumento del 7,44% en comparación a 2017. «Hemos engordado la lista con 38 personas. Es un dato esperanzador de cara a las aportaciones que podamos registrar los próximos años», se felicitan. El índice de repetición de donaciones, por otra parte, se mantiene en 1,90 veces al año.

Todos los meses

No obstante, desde la agrupación alertan que la tasa de donaciones de sangre en Gernika se sitúa en la actualidad en 46 por cada mil habitantes, muy lejos de las 72 por millar de vecinos que mantenía hace unos años. «Cumplimos por los pelos con las cifras recomendadas por la Organización Mundial de la Salud para ser autosuficientes», matizaron.

La unidad de la Asociación de Donantes de Sangre de Bizkaia se desplaza hasta Gernika, los dos primeros lunes y el primer sábado del mes. El vehículo suele permanecer estacionado en Arte Kalea, frente a Foru plaza para la recogida de aportaciones tanto de la villa foral como de los municipios de alrededor. Además, varias empresas de la zona -Maier, Losal y Rhointer- también se animan a donar sangre. Sus empleados sumaron un total de 109 donaciones el año pasado.