Gernika concentra el 76,7% de la población extranjera que convive en Busturialdea

Inmigrantes asisten a clases de formación. /  MAIKA SALGUERO
Inmigrantes asisten a clases de formación. / MAIKA SALGUERO

Urdaibai cuenta con 2.410 inmigrantes censados, en su mayoría procedentes de Rumanía y Marruecos

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

Busturialdea ha registrado un ligero ascenso de su población extranjera a lo largo del último año. Concretamente hasta la comarca han llegado 217 nuevos vecinos. «Hay censadas un total de 2.410 personas, lo que supone un 8,2% de la población global de la zona», matizaron desde la Mancomunidad de Servicios Sociales de Busturialdea, en la que no se incluye el municipio de Bermeo.

Gernika es la localidad que concentra el mayor número de inmigrantes -el 76,7%- con un total de 1.849 personas, en su mayoría provenientes de Rumanía. Por detrás de la villa foral, se encuentran localidades como Muxika (98), Mundaka(68), Forua (60), Busturia (54) y Ea (52).

Los núcleos poblacionales en los que menor presencia extranjera se registra, por contra, son Murueta y Sukarrieta, con tan solo nueve vecinos empadronados cada uno. De los nuevos empadronados en 2018, el 66% procede de países comunitarios como Rumanía y el 27% desembarcan «de otros municipios como Bilbao y Bermeo, mientras que el 7% llega tras pasar antes por otras comunidades», detallan responsables de la entidad comarcal.

La mitad mujeres

Dentro de población extranjera que ha llegado a Urdaibai cada vez son más los que optan por adquirir la nacionalidad española. De hecho, en 2018 obtuvieron el nuevo pasaporte 28 personas, en su mayoría latinoamericanos. «Estas personas dejan, por tanto, de figurar como inmigrantes en los padrones», apuntaron.

Las nacionalidades con mayor presencia poblacional en Urdaibai son la rumana, con 1.166 personas y, a gran distancia del resto, la marroquí, con 115; la brasileña (88), la moldava (79), la argentina (73) y la nicaragüense (66). Por detrás destacan la china y la ucraniana con 62 y 56 inmigrantes, respectivamente.

Las comunidades extranjeras que más han crecido a lo largo del último ejercicio son la rumana -34 personas-, la nicaragüense -25- y la brasileña -23-. De Marruecos llegaron 16 vecinos más. Por género, las mujeres representan algo más de la mitad de la población inmigrante.