A galope tendido por Mendexa

La prueba ha reunido en el arenal a numeroso público./Pankra Nieto
La prueba ha reunido en el arenal a numeroso público. / Pankra Nieto

La playa de Karraspio fue escenario este jueves de la tradicional carrera de caballos de Semana Santa en la que participaron un total de 15 ejemplares

MIRARI ARTIME

Euxebio' y su jinete, el joven Ander Iruretagoiena se convirtieron ayer en las estrellas de la carrera de caballos celebrada en la playa de Karraspio, en Mendexa, que reunió a un total de 15 ejemplares procedentes de caseríos e hípicas de Bizkaia, Gipuzkoa y la vecina Cantabria. El purasangre de Urnieta dejó claro que le va el salitre y revalidó por tercera vez consecutiva el triunfo en la cita ecuestre que cada Semana Santa tiene lugar en el arenal más concurrido de Lea Artibai.

Cientos de aficionados y curiosos respondieron a la convocatoria deseosos de presenciar el inusual espectáculo de ver galopar a los animales con la isla de Garraitz y Cantábrico como de fondo. Ese idílico escenario, sin embargo, se rompió de golpe al término de la carrera cuando el jockey guipuzcoano, después de una sensacional remontada que le dio la victoria, mostró todo su enfado por la falta de deportividad de uno de los competidores.

Al parecer, según denunció Iruretagoiena de forma airada, en una de la tres vueltas y media que tuvieron que realizar al circuito, un rival le propinó un latigazo en el cuello con la fusta con la que corrigen la dirección y se comunican con el caballo. El rifi-rafe final en meta causó un pequeño tumulto que propició incluso que uno de los jinetes cayese al suelo creando momentos de cierta tensión.

Al final, los miembros de la organización, la agrupación cultural Kuku-Habixa y el Ayuntamiento, consiguieron aplacar los ánimos. «Este tipo de carreras en llano son ideales para 'Euxebio'», reconoció su propietario. «Empieza suave, le cuesta arrancar, pero luego es imparable, llega a alcanzar entre 50 y 60 kilómetros por hora y el 'ataque' se ha producido al ver que comenzaba a remontar», detalló Iruretagoiena, apasionado de los caballos desde su infancia en el caserío de Urnieta.

Cruzados

El ejemplar ganador tiene once años y «está acostumbrado a correr en este tipo de pruebas playeras a las que acudimos con frecuencia», detalló. Por eso, «además de su alimento -pienso, hierba y pan-, hay que darle muchos mimos, necesita mucho cariño», recalcó.

Antes de que los purasangres galopasen sobre el improvisado hipódromo fue el turno de la media docena de ejemplares cruzados que también compitieron por los distintos premios en metálico que oscilaban entre los 75 y los 250 euros, según las categorías. El jinete de Guriezo, Manuel Revuelta, a lomos de su corcel 'Rocinante' se impuso en una carrera en la que demostró gran superioridad. Dominó la final desde la salida.

Además, como aperitivo a la matinal hípica que la lluvia no consiguió aguar, también rugieron los 330 caballos del 'Mitsubishi Evo 9' que el markinarra Txus Jaio atizó a toda pastilla en su particular duelo con el kart-cross pilotado por el especialista de enduro Iker Mintegia, de Munitibar. Su sana rivalidad en los cerca de dos kilómetros del trazado hicieron las delicias del público que vibró a pie de playa con los 'trompos' de arena y las cerradas curvas del circuito. La victoria fue para el vehículo de Mintegia.