La flota sale a la pesca de patrones

Varios arrantzales charlan en la cubierta de un pesquero en el puerto de Bermeo. / MAIKA SALGUERO
Varios arrantzales charlan en la cubierta de un pesquero en el puerto de Bermeo. / MAIKA SALGUERO

El último informe del sector alerta de la dificultad para encontrar personal dispuesto a coger el timón y salir a la mar

MIRARI ARTIMEONDARROA.

La escasez de tripulantes es, a día de hoy, el problema más grave al que se enfrenta la flota pesquera. Así lo reconoce al menos el último informe del sector elaborado por la Confederación Española de Pesca (Cepesca) que aglutina al 95% de la flota de altura -incluida la de Ondarroa-, un porcentaje elevado de la de bajura de mediano porte y un 64% del volumen total del tonelaje de arqueo. «Si no se encuentran soluciones a corto y medio plazo, habrá muchos barcos que tendrán que amarrar», advierten.

Para la organización de productores de pesca de altura de Ondarroa, «más que tripulantes, que se ha 'solucionado' por la doble circunstancia de bajada de barcos y llegada de trabajadores de fuera, el problema se agudiza en los mandos, en puente y máquina», detalló el gerente de la entidad, Luis Francisco Marín. «Se suman diversos factores como el envejecimiento, jubilaciones de las plantillas existentes, una normativa compleja para acceder a esos puestos y la falta de relevo generacional», añadió.

De hecho, «la gente va a las escuelas de pesca y se prepara, pero encuentran trabajo en tierra y ni se plantean salir a la mar», reconocieron varios armadores. Y eso que, «un patrón tiene una buena remuneración llegando a ganar entre cinco mil y seis euros», indicaron. Los barcos de altura, «todos, deben llevar dos patrones, de pesca y de costa y desde hace ya demasiado tiempo tenemos que buscarlos fuera», explicaron desde empresas afectadas.

«Primero pasó con los marineros. Entonces, empezaron a llegar de Galicia, luego de Portugal y más reciente de Senegal. Con los patrones sucede otro tanto hay que ir haciendo fichajes», matizaron desde el muelle ondarrés.

Presencia de la mujer

Para trata de frenar esa situación, desde Cepesca se han puesto en marcha un paquete de medidas entre las que se incluyen negociar un acuerdo marco con los sindicatos para garantizar mejores condiciones sociolaborales y promover la implantación de la FP Dual en la pesca con acuerdos con las escuelas náuticas.

«Con el objetivo de mejorar la comunicación con los alumnos y las escuelas, se están organizando jornadas de puertas abiertas en los puertos pesqueros y en los barcos, así como visitas de armadores y patrones a los centros», declararon. Por último, «se ha impulsado la modificación del Real Decreto que regula las atribuciones de los titulados», subrayaron.

Por lo que se refiere al empleo, el balance revela que el sector generó 31.473 puestos directos en 2018, una cifra prácticamente igual a la del anterior ejercicio (31.456) y que representa el 20% del total europeo.

«Es de destacar la paulatina incorporación de la mujer al sector, que ya representa el 17,28%, gracias a las políticas de inserción desarrolladas tanto a nivel estatal como europeo, así como a los planes y proyectos de las empresas», recalcaron desde la entidad dirigida por Javier Garat. «Tenemos un sector pesquero del que hemos de estar orgullosos, no sólo por su liderazgo europeo, sino también por su capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos con un gran esfuerzo que debe ser reconocido», manifestó.