La escuela de Berriatua contará con ocho nuevas aulas y mayor eficiencia energética

El edificio que alberga la escuela de Berriatua se construyó en 1989 para seis unidades de EGB. /  M. SALGUERO
El edificio que alberga la escuela de Berriatua se construyó en 1989 para seis unidades de EGB. / M. SALGUERO

Las obras de ampliación, que durarán cerca de diez meses y costarán 2,5 millones, mejorarán también la accesibilidad de las instalaciones

MIRARI ARTIME BERRIATUA.

La ampliación de la escuela de Berriatua ha comenzado su cuenta atrás. El departamento de Educación del Gobierno vasco cerrará el miércoles que viene el plazo para las empresas interesadas en ejecutar el proyecto presentes sus propuestas. Tras proceder a su adjudicación, las obras tendrán un plazo de ejecución de cerca de diez meses y un presupuesto de 2,5 millones de euros, inversión que correrá íntegramente a cargo del Ejecutivo autónomo.

Los trabajos serán incompatibles con la actividad docente, que se trasladará a los barracones que se acondicionarán en la plaza «por lo que el comienzo de las obras y su desarrollo puede realizarse en cualquier momento del año», según el informe aprobado por Educación, el Ayuntamiento y la comunidad educativa del municipio. Las líneas de actuación marcadas en el plan contemplan dar un cambio radical al edificio construido en 1989 para seis unidades de EGB.

De hecho, además de cubrir la falta de espacio actual, la intervención tendrá como objetivos cumplir los estándares de accesibilidad, modernizar las instalaciones que han quedado obsoletas y garantizar la eficiencia energética del edificio. Para resolver las necesidades físicas del inmueble se agrandarán, reformarán y reorganizarán los espacios existentes. «La ampliación se plantea en altura sobre la mitad norte del edificio y se extiende hacia el este, generando una zona cubierta sobre el patio de juegos exterior de planta baja», detalla el proyecto.

Guardería

«La superficie albergará ocho nuevas aulas en las dos plantas superiores, servicios por cada piso para ambos sexos y profesores y un nuevo núcleo de comunicaciones verticales con escalera y ascensor», apuntaron responsables del plan. Asimismo, «se agranda la escalera actual hasta la planta superior, donde se programan las aulas de profesores y despachos».

Además, la nueva escalera se prolonga hasta la cubierta del inmueble donde asoman el castillete del ascensor y los conductos de ventilación. Los equipamientos se actualizarán a los criterios de accesibilidad vigentes y se mejorará el comportamiento térmico del bloque al renovar la fachada incluyendo aislamientos térmicos en sus partes ciegas y sustituyendo las ventanas. La guardería, por su parte, está previsto que tenga un tratamiento diferenciado del resto.