Elorrio acogerá el 31 de mayo la próxima edición del Ibilaldia bajo el lema 'Hel horri!'

El Ibilaldia de Lekeitio estuvo pasado por agua. /MAIKA SALGUERO
El Ibilaldia de Lekeitio estuvo pasado por agua. / MAIKA SALGUERO

La solidaridad de los euskaltzales ha permitido a la ikastola Azkue de Lekeitio cubrir los gastos de la última edición, marcada por una adversa climatología

MIRARI ARTIMEBilbao

La ikastola Txintxirri de Elorrio ha dado ya el pistoletazo de salida a la organización del Ibilaldia 2020, que se celebrará el próximo 31 de mayo. Esta será la tercera vez que el centro educativo del Duranguesado se haga cargo de la fiesta a favor del euskera y de la cultura vasca en Bizkaia.

Entre los preparativos destaca la presentación, en un acto celebrado ayer, del lema de la jornada 'Hel horri!', expresión de 'Sigue así', creada, junto con el logo, por padres y alumnos de la localidad inspirados en la palabra 'elorri', en castellano 'endrino', un arbusto que abunda en el municipio. La ikastola abrió sus puertas el 12 de enero de 1968 después de unas primeras reuniones 'clandestinas' que, al igual que en otros puntos del territorio, plantaron la semilla de su creación a principios de la década de los 60.

Posteriormente, tras cuatro años de vicisitudes, en 1972 adquirieron la que fuera sede de los Marianistas, el palacio Txintxirri, un edificio del siglo XVII del que toma su nombre. Tras convertirse en cooperativa, se hicieron con sus actuales instalaciones. Ahí arrancaron la nueva etapa «como pioneros en la enseñanza y pedagogía en euskera, superando obstáculos por el camino y con el apoyo del propio pueblo y sus familias», indicaron desde el centro.

Tras recoger el testigo cedido por Lekeitio, la presidenta de la ikastola Txintxirri, Eider Barrena, recalcó que su objetivo será «fortalecer las relaciones» y «convertir al alumno en el protagonista del proceso educativo euskaldun y de calidad». Por su parte, el director, David Cobos, resaltó entre sus metas la apuesta por la inclusión. «Queremos que Ibilaldia 2020 sea para todos», afirmó.

Proyectos nuevos

Responsables de la asociación de ikastolas también realizaron un balance de la última convocatoria celebrada a mediados del pasado mes de mayo en Lekeitio. Ese día, la intensa lluvia echó por tierra las previsiones iniciales de afluencia de público y sumió al centro educativo de la villa turística en una situación económica «crítica» al no poder asumir los costes de los servicios y actividades contratadas.

No obstante, «gracias a la enorme solidaridad recibida de todos los rincones del País Vasco hemos podido cubrir los gastos asumidos e incluso podremos llevar adelante alguno de los proyectos que teníamos previstos», reconoció la presidenta del centro, Ainara Ikaran. En esa misma línea, destacó que junto a la ayuda económica recibida a través de los dos números de cuenta abiertos, «queremos recalcar la disposición de todas aquellas personas que se han prestado para trabajar de manera voluntaria, así como a todos los que han renunciado a cobrar las actividades y propuestas culturales que teníamos contratadas», añadió.

A su vez, la directora, Maitane Hidalgo, recordó el lema de la edición pasada, 'Haratzago', y aseguró que «hemos conseguido superar entre todos los duros momentos que hemos tenido y ahora vamos 'más allá'», subrayó.