El elkartegi de Gernika arranca como motor económico con una veintena de empresas

El Diputado general conversa con el alcalde de Gernika junto al nuevo elkartegi. / JORDI ALEMANY
El Diputado general conversa con el alcalde de Gernika junto al nuevo elkartegi. / JORDI ALEMANY

El nuevo vivero de firmas situado en los terrenos de la antigua fábrica Malta dispone de 14 módulos, 19 naves y espacio para trabajo cooperativo

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

Alrededor de una veintena de empresas ha mostrado ya su interés en establecerse en el recién inaugurado elkartegi de Gernika. El centro, localizado sobre los terrenos que ocupaban la antigua fábrica de cubiertos Malta de la villa foral, tiene previsto entrar en funcionamiento a finales de este mes o principios de marzo con la aspiración de convertirse «en tractor económico de Busturialdea», apostó el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, durante su visita ayer a las instalaciones.

El tan esperado centro de empresas generará en su primera andadura medio centenar de puestos de trabajo, «aunque con el tiempo esperamos que movilice el triple hasta llegar al menos a los 150 empleos», apuntó el máximo responsable foral. El Gernika elkartegia se ha diseñado en torno a dos edificios diferenciados: los módulos industriales y el inmueble principal que alberga las oficinas.

Ambas instalaciones se han construido sobre una superficie de 13.482 metros cuadrados para lo que ha sido necesaria su descontaminación previa. «No ha sido una obra fácil por esa razón», justificó. El elkartegi dispone de 19 pabellones industriales, de entre 250 y 750 metros cuadrados, destinados a empresas consolidadas, así como de otros 14 módulos, de una media de 35 metros cuadrados cada uno, en los que desarrollarán su actividad nuevas firmas. Estas áreas están aisladas acústicamente y provistas de termostato propio, toma eléctrica y conexión de datos.

«Acogerán compañías dedicadas al marketing, transporte y logística, así como mecanización, imagen y sonido y hasta surf, entre otras», avanzó Rementeria. Asimismo, el vivero de empresas ha reservado un espacio, más versátil, para personas emprendedoras que se encuentren en fase de elaboración de un proyecto empresarial y deseen poner en práctica el denominado 'coworking' o trabajo cooperativo.

Un pabellón, mil euros

La construcción de la edificación, gestionada por la sociedad pública Azpiegitura, dependiente de la Diputación, ha contado con un presupuesto de más de nueve millones de euros, de los que cinco han sido aportados por el Gobierno vasco. «Hemos devuelto a la vida un solar muerto con un edificio moderno y adaptado», confirmó Rementeria. Las naves industriales también ofrecen al posibilidad de «unirse o separarse en función de las necesidades», señalaron fuentes de la Administración foral.

El precio medio de arrendamiento de las oficinas del elkartegi de Gernika ronda los 300 euros al mes, «sin incluir gastos», apuntaron. No obstante, en el caso de las empresas interesadas en alquilar una nave, la tarifa asciende a los mil euros mensuales para las de menor tamaño.

El programa de la red foral de Azpiegiturak, por otra parte, regula tanto subvenciones para el alquiler de módulos como para inversiones en instalaciones de las firmas. «El importe subvencionable es de hasta el 50% del arrendamiento y en el caso de las inversiones de mejora, de hasta un 25%», explicaron.