Educación refuerza la seguridad de la escuela pública de Lekeitio

Vista del exterior del edificio de colorines de la escuela pública de Lekeitio. / MAIKA SALGUERO
Vista del exterior del edificio de colorines de la escuela pública de Lekeitio. / MAIKA SALGUERO

El proyecto contempla construir dos salidas de emergencia, activar un sistema contra incendios y mejorar la accesibilidad de los baños, entre otras actuaciones

MIRARI ARTIME LEKEITIO.

La escuela pública de Lekeitio verá reforzada su seguridad tras las mejoras proyectadas por el Gobierno vasco en el edificio de colorines ubicado en Larrotegi. La intervención, que tendrá un coste ligeramente superior a los 324.000 euros, contempla habilitar dos salidas para situaciones de emergencia.

«Una de ellas se adecuará desde el comedor hasta la calle, mientras que la segunda permitirá la salida al exterior de las clases repartidas en los dos pisos», detallaron desde el Ayuntamiento que ha firmado un convenio de colaboración con el departamento de Educación del Ejecutivo autónomo para agilizar los trabajos. «A finales del pasado mes de enero, se le concedió la licencia de obras», añadieron las mismas fuentes.

El plan incluye instalar un sistema contra incendios que se activará de manera automática en las dependencias de la cocina, además de colocar iluminación acorde con las normativas de emergencias. Las mejoras diseñadas por el Gobierno vasco se completarán con la adecuación de los baños a las leyes de accesiblidad. «Es la respuesta a unas peticiones que realizamos hace tiempo», señalaron desde el Consistorio de la localidad turística.

Tratamiento anticaídas

De manera paralela, el Ejecutivo costero inyectará otra partida de 90.000 euros en los tres edificios que conforman los equipamientos para afianzar y completar las reformas. «Esa cantidad se suma a otros 261.000 euros que se han invertido en las mismas instalaciones durante los últimos tres años», explicaron.

En esta ocasión, se procederá a impermeabilizar las tres terrazas existentes en el primer piso del edificio de colorines. «Se cambiará el sistema de iluminación para que cumpla las normas de seguridad», detallaron. Las obras incluirán elevar la altura de la sala de psicomotrocidad y ampliar las dimensiones de las puertas de las siete aulas para favorecer el paso y la circulación de personas con movilidad reducida. Además se procederá a dar un tratamiento anticaídas al pavimento del porche.

«En el bloque rojo también se adecuarán las entradas y salidas para que resulten más accesibles y se tratará el suelo para evitar caídas», indicaron desde el Ayuntamiento, que también ejecutará obras menores en la escuela infantil para dar continuidad a las últimas reformas.