Una detención por violencia de género destapa una plantación de marihuana en Mungia

Imagen de la plantación que se encontraba en el sótano de la vivienda./Ertzaintza
Imagen de la plantación que se encontraba en el sótano de la vivienda. / Ertzaintza

Durante el arresto del presunto agresor, de 47 años, los agentes detectaron un fuerte olor a cannabis que provenía del sótano

EL CORREO

La detención de un hombre de 47 años en Mungia por agredir supuestamente a su mujer en su domicilio permitió descubrir a la Ertzaintza una plantación de marihuana que tenía el arrestado en el sótano de la vivienda.

Los hechos ocurrieron el pasado 11 de septiembre cuando la Policía autonómica recibió el aviso de una posible agresión machista. La mujer comunicó a los agentes que acababa de ser agredida por su pareja quien le había arrojado un manojo de llaves contra la cara, causándole diversas lesiones.

Mientras procedían a la identificación y arresto del presunto agresor, los ertzainas detectaron un fuerte olor a marihuana proveniente del sótano de la vivienda.

En el registro se localizaron 238 plantas de marihuana, alrededor de 5 kilos de cogollos de la misma sustancia, 140 gramos de hachís, diverso material para el tratamiento, manipulación y prensado de la droga y una caja de caudales en cuyo interior se encontraron 400 gramos de cocaína, 3.000 euros en metálico, 4 cartuchos de revólver del calibre 357, y tarjetas de crédito de la víctima.

583 plantas en la casa de veraneo

También esta mañana se ha conocido que la Guardia Civil ha intervenido 583 plantas de marihuana de un cultivo en una interior de una vivienda en la localidad cántabra de Penagos y ha detenido a un vizcaíno de 25 años que la tenía alquilada, por un delito contra la salud pública y defraudación del fluido eléctrico.

La Guardia Civil comenzaró una investigación a mediados de julio al sospechar que en la vivienda se podía estar cultivando marihuana, y constataron que la casa tenía una conexión de electricidad fraudulenta sin pasar por contador, además de otras manipulaciones.

600 plantas en Arrankudiaga

Al desmantelamiento de estas plantaciones hay que sumarles el hallazgo ayer de 600 plantas de marihuana en un monte de Arrankudiaga.

La plantación se encontraba en una zona de monte de difícil acceso y oculta por la vegetación, en la que había 320 plantas en tierra sin recoger y otras tantas ya en secado en una chabola ubicada en la misma finca, en la que también se encontró una cantidad «importante» de cogollos ya preparados para la venta. Dos hombres, de 37 y 40 años, que cuidaban el cultivo fueron detenidos.