Desmontan por piezas el puente de Ondarroa para su rehabilitación

Una gran grúa comenzó ayer la retirada de las piezas. / M. ARTIME
Una gran grúa comenzó ayer la retirada de las piezas. / M. ARTIME

La incertidumbre sobre el estado de la pasarela marcó la primera fase de la operación, que se alargará durante toda la semana

MIRARI ARTIME ONDARROA.

Como un puzzle. La rehabilitación del puente de hierro de Ondarroa arrancó ayer con unos concienzudos trabajos previos a mano para proceder a desmontar pieza a pieza la estructura con garantías. La incertidumbre sobre el estado en el que se encuentra la creación del ingeniero José González Langarica marcó la primera fase de la operación que arrancó a primeras horas de la mañana y se prolongó hasta bien entrada la tarde.

«Hemos decidido intervenir de una manera más conservadora», detalló el director de obra, José Miguel de la Fuente. «Dividiremos los dos semivanos que conforman la estructura en otros dos, es decir, en cuatro tramos de entre ocho y quince metros cada una, porque en una sola pieza nos exigiría una grúa mucho más grande», añadió.

De esta manera, «el transporte también resulta más sencillo y con más garantías», indicó. El operativo se centró en la margen izquierda de la ría por ser más segura a nivel estructural. Tras prohibir el paso de las embarcaciones de recreo, los operarios se encargaron de cortar el puente soplete en mano.

Tras asegurarla, un grúa de cerca de 130 toneladas elevó la primera de las dos partes en varios metros para desplazarlo con suavidad por el aire y colocarlo en el paseo. Minutos después, volvió a repetir la maniobra. Hoy serán cargados en un camión para llevarlos a los talleres donde se procederá a su rehabilitación.

La operación se realizará de nuevo el miércoles y jueves con el tramo derecho. «Calculamos que para finales de año, estarán ya listas», añadieron las mismas fuentes. Durante ese tiempo, se contempla sanear las zonas que puedan recuperarse mediante chorros de arena e hidrolimpieza y sustituir aquellas que se encuentran más dañadas por un nuevo acero, de calidad superior a los empleados el siglo pasado.

Finales de año

También se suprimirán aquellos elementos que se han añadido con el paso de los años y que han alterado su aspecto al no corresponder con el diseño original de la pasarela declarada Bien Cultural con categoría de Monumento por el Gobierno vasco en 2008. «Las volveremos a traer en dos tramos con el mecanismo de giro ya incorporado lo que nos exigirá una grúa mayor de unas 500 toneladas para recolocarlas», señaló De la Fuente.

Será, por tanto, «una maniobra más compleja, que tendrá mayor incidencia en la actividad diaria, pero que no lo podemos evitar», adelantó. La Diputación ha adjudicado la tarea a la firma Orion por cerca de 716.000 euros. «Lo aconsejable es que el giro que caracteriza al puente se active cada dos meses para garantizar así su funcionamiento y conservación», matizó.