La costera de la anchoa se acerca a su final con abundantes descargas

Descargas de anchoa en el puerto de Ondarroa. / IVONNE ITURGAIZ
Descargas de anchoa en el puerto de Ondarroa. / IVONNE ITURGAIZ

La flota de bajura, que esta semana ha comercializado 664 toneladas en Ondarroa, ha consumido casi el 80% de la cuota

MIRARI ARTIME ONDARROA.

La costera de la anchoa se acerca a su final. De hecho, la flota de bajura que opera en el muelle de Ondarroa se encuentra a la espera de recibir la notificación oficial para regresar a sus puertos de origen y dar por finalizada la principal temporada del año. «De momento, vamos a dejar aquí los barcos y el lunes regresamos porque creemos que aún nos quedan unos días», reconoció el patrón de un pesquero gallego.

Los arrantzales creen que hasta ahora han consumido cerca del 80% de la cuota que disponen para este ejercicio. Los cerqueros calculan que han capturado alrededor de 23.300 toneladas de las 29.770 otorgadas para el 2019. Hasta finales de junio todavía pueden apresar algo más de 2.000 toneladas porque el resto de la cantidad (el 15%) está reservado para el segundo semestre del año.

«A este ritmo poco tiempo nos queda», añadieron varios patrones. Las abundantes capturas que han marcado la campaña en su punto álgido también se han mantenido esta semana en el que se han comercializado 663,6 toneladas desde la lonja de Ondarroa.

En el último cómputo realizado hasta hace varias semanas, Bizkaia, con el muelle ondarrés a la cabeza, lidera el capítulo de descargas con más de 5.500 toneladas, seguido de Cantabria con cerca de 5.000. Las cofradías de Gipuzkoa han subastado alrededor de 4.000, mientras que en Asturias han recibido unas 1.100.

El precio medio de venta se ha situado en torno a los 2,26 euros el kilo. «Ahora está en una media de 35 ejemplares por kilo, aunque si lleva menos de 30 se ha vendido algo más caro y si tiene más de 40, lo contrario, baja su valor», detallaron.

Aunque los marineros aún no han cerrado el balance de resultados económicos, la primera valoración del desarrollo de la costera resulta positiva. «Hay anchoa en la mar, de muy buena calidad y, aunque nos hemos tenido que regular se ha vendido bien, por lo tanto podemos decir que no ha ido mal, aunque nos hubiera gustado localizar más piezas de tamaño grande», añadieron.