Los consorcios de aguas de Busturialdea y Bilbao inician las negociaciones para la fusión

La gestión del agua en Busturialdea ha generado un importante debate social/Maika Salguero
La gestión del agua en Busturialdea ha generado un importante debate social / Maika Salguero

Las condiciones que se impondrán a cada municipio, los nuevos precios y la situación de los trabajadores generan debate en la comarca

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

El ingreso del Consorcio de Aguas de Busturialdea en el de Bilbao-Bizkaia se prevé más arduo y complicado de lo que esperaba en un principio la actual dirección de la entidad comarcal -el PNV cuenta con mayoría-. De hecho, en la última reunión mantenida por la Comisión Ejecutiva, los municipios gobernados por la formación jeltzale -quince- acordaron iniciar las conversaciones para conocer las condiciones en las que se podría realizar la futura fusión, pero la propuesta chocó de frente, una vez más, con la voluntad de mantener el modelo de gestión comarcal que defienden las localidades gobernadas por EH Bildu -siete-.

Desde la coalición independentista se preguntan si el ingreso en Bilbao-Bizkaia supondrá la disolución del consorcio local y cuáles serán los requisitos que impondrá el ente vizcaíno a cada municipio para entrar en el mismo. «No será un camino fácil, ya que cada ayuntamiento cuenta en propiedad con diferentes infraestructuras hidrológicas que igual no están dispuestos a ceder», apuntó la alcaldesa de Ea y expresidenta del Consorcio de Aguas de Busturialdea en la anterior legislatura, Iratxe Arriola.

El máximo mandatario de Gernika, José Mari Gorroño, por su parte, también se mantiene cauto al respecto y supedita la futura fusión a una serie de condiciones. «Tenemos que saber si se hará cargo de la gestión tanto de la red primaria como de la secundaria y si se garantizará el abastecimiento en época de estiaje», apuntó.

Una única estructura

El primer edil de la villa foral manifestó también su preocupación por saber «si los trabajadores pasarán a integrarse bajo el mismo convenio que la plantilla de Bilbao y, sobre todo, que el ingreso no suponga que los vecinos de Busturialdea tengamos que pagar la factura del agua más cara que el resto de los vizcaínos», subrayó. Gorroño, no obstante, no desdeñó los posibles beneficios que conllevaría el ingreso. «Los empleados contarían con un mejor salario porque se regirían por el convenio de aquella entidad y Gernika terminaría también con su problema de cal en el agua porque se abastecería del caudal de Oiz», apuntó.

Los actuales responsables de la entidad que gestiona el agua en Urdaibai defienden la integración bajo el argumento de «equiparar las tarifas y unificar en una sola estructura el control del abastecimiento y el saneamiento en la provincia», manifestó el vicepresidente del ente comarcal, Félix Naberan. Estos argumentos, sin embargo, fueron cuestionados por los representantes de EHBildu en la Comisión Ejecutiva de Busturialdea.

«El PNV quiere que funcionemos en todos los aspectos bajo el paraguas de la metrópoli de Bilbao y ha vuelto a dar un paso adelante con la gestión del agua cuando la comarca ya cuenta con sus propios medios para ello», criticó Arriola.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos