El Consorcio de Aguas de Busturialdea frena los vertidos al mar en el puerto de Bermeo

El saneamiento del puerto viejo de Bermeo evitará vertidos al mar. / MAIKA SALGUERO
El saneamiento del puerto viejo de Bermeo evitará vertidos al mar. / MAIKA SALGUERO

Destina 72.800 euros al saneamiento de la dársena, además de reparar el depósito del barrio Almika y mejorar el bombeo en Ajangiz

IRATXE ASTUI BUSTURIA.

El Consorcio de Aguas de Busturialdea tiene previsto iniciar en breve tres nuevas obras encaminadas a mejorar las instalaciones hidrológicas de la comarca de Busturialdea. Dentro de su lista de proyectos más inmediatos, el órgano supramunicipal ha previsto llevar a cabo el saneamiento del puerto viejo de Bermeo a fin de evitar en lo posible vertidos al mar.

Esta actuación, que contará con un presupuesto de 72.838 euros, tiene como objetivo «eliminar los problemas de intrusión marina en los colectores antiguos de saneamiento que llegan al sistema de bombeo de Frantzunatxeta, y que impiden la impulsión de las aguas residuales a la Estación Depuradora de las Aguas Residuales (EDAR) de Lamiaran», explicaron desde el organismo responsable de gestionar el ciclo del agua en Busturialdea.

Para ello, será necesario «corregir la conexión y falta de estanqueidad con el colector principal». La actuación contará con un plazo de ejecución «de tres meses», detallaron las mismas fuentes.

El Consorcio de Aguas de Busturialdea contempla también ejecutar la reparación integral de la estructura para el almacenamiento de agua potable situado en el barrio Almika de la villa marinera. Estos trabajos, para cuya ejecución se han reservado 557.00 euros, incluirán la impermeabilización del depósito, que abastece a gran parte del municipio costero y que fue construida en el año 1927.

«Ya fue objeto de una renovación anterior en el año 2016, en el que se renovó su sala de válvulas y para lo que se desembolsaron unos 220.000 euros», recuerdan.

Otra de las «importantes» actuaciones que se desarrollarán a lo largo de este año en la red de saneamiento de Busturialdea consistirá en la rehabilitación integral del bombeo de Kanpantxu, en Ajangiz, que conllevará un coste de 236.413 euros.

La infraestructura, que suma más de tres décadas de antiguedad, suministra agua bruta a la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Gernika. «Pero lo hace a través de tres bombas de 22 kilowatios controladas de manera manual. El nuevo proyecto, por contra, contempla la adaptación tecnológica para telecontrolar desde la estación de Burgoa las aportaciones de agua y poder aumentar también la capacidad para impulsarla», apuntaron.

Gastos elevados

El Consorcio de Aguas de Busturialdea insiste en la importancia de que la comarca se integre en el Consorcio de Bilbao, un trámite que ya se ha iniciado y que podría consumarse para principios de este verano. «Es imprescindible porque los costes de amortización de estas obras resultan muy costosas y el Consorcio de Busturialdea por sí mismo no podría asumirlas», aseguran.

El Estudio Económico sobre la situación y perspectivas del Consorcio de Aguas de Busturialdea estima que los gastos que supone tener en funcionamiento al mismo tiempo la EDAR de Lamiaran y la de Gernika «ascienden a 248.600 euros para este año», tal y como se detalla en el documento.

«De cara a 2021, la cifra se disparará previsiblemente hasta 1.215.300 euros por lo que de no ingresar en el Consorcio de Bilbao pagaríamos por el agua más que el resto de los vizcaínos», prevén las mismas fuentes.

El 80% del presupuesto aprobado por la junta del organismo irá destinado a pagar los gastos de esta operación y de mantenimiento. «Los costes irán en aumento, por lo que para 2021 será preciso subir le precio del agua un 21,7% , y para dentro de una década un 24%», calcularon tras la elaboración del estudio.

Temas

Bermeo
 

Fotos

Vídeos