PROYECTO

La consolidación de Kamiñalde arranca con dos meses de retraso

Vista de la ladera de Kamiñalde desde la parte baja del barrio de Kamiñazpi. / MAIKA SALGUERO
Vista de la ladera de Kamiñalde desde la parte baja del barrio de Kamiñazpi. / MAIKA SALGUERO

El Ayuntamiento de Ondarroa y las empresas que ejecutarán las obras firman esta semana el inicio de los trabajos que cuestan 2,6 millones

MIRARI ARTIME ONDARROA.

La consolidación definitiva de la ladera de Kamiñalde Ondarroa comenzará a convertirse en realidad a partir de esta semana tras la firma del contrato suscrito entre el alcalde, Zunbeltz Bedialauneta, y representantes de la unión temporal de empresas que ejecutarán las obras y que está formada por las firmas Moyua, Gaimaz y Geotunel. Para las 84 familias que residen en los bloques construidos en la parte baja de la montaña, supone el final de un mal sueño que los mantuvo alejados de sus casas durante más de dos años desde que se produjo el desprendimiento el 8 de marzo de 2016.

Para el Gobierno municipal, por su parte, representa el último capítulo de una «desgracia que ha condicionado toda la legislatura», señalaron. Además, «es un gran logro de un pequeño pueblo que ha superado numerosas dificultades-incluidas las escasas ayudas económicas de las instituciones- para que lo sucedido en Kamiñalde quede en el pasado», añadieron.

Empresas.
Las obras correrán a cargo de la UTE Moyua, Gaimaz y Geotunel tras la renuncia de Viuda de Sainz y Tecimasa.
Plazo.
El proyecto se prolongará durante los próximos seis meses y tendrá un coste económico cercano a los 2,6 millones.
Objetivo.
La intervención persigue afianzar de manera definitiva la ladera, su recuperación ambiental y abrir el acceso.

La intervención geológica arranca con varios meses de retraso. Problemas 'administrativos' han demorado el inicio que estaba previsto para la pasada primavera. «El Ayuntamiento decidió adjudicar el proyecto a la UTE Viuda de Sainz/Tecimasa con el que se fijó la firma del contrato el 28 de junio», detallaron las mismas fuentes.

Integración ambiental

«El 3 de julio comunicaron al Consistorio su renuncia, por lo que se solicitó todos los documentos a la segunda clasificada con la que se ha firmado el acuerdo definitivo», indicaron. El proyecto alcanza un coste económico cercano a los 2,6 millones de euros que el Ejecutivo costero sufragará con los préstamos solicitados.

El plan tiene como principal objetivo rematar el sostenimiento de la montaña para lograr unos factores de seguridad que garanticen su estabilidad a largo plazo. Para conseguirlo, se procederá a colocar la última pantalla de contención en las zonas menos dañadas, así como un refuerzo complementario de carácter definitivo en la zona más peligrosa.

Además, se llevarán a cabo las labores de drenaje para asegurar que las aguas de escorrentía -proceden de la lluvia y circulan libremente- no deterioren la obra ejecutada con anterioridad, tanto en el desmonte como en el depósito, donde se ha depositado los cerca de 600.000 metros cúbicos que fueron retirados de la ladera.

La parte final consistirá en la integración ambiental, reposición de caminos, servicios y cierres. La montaña recuperará su aspecto natural mediante una hidrosiembra especial en la que se utilizarán variedades de bosque mixto y de ribera. Los trabajos se prolongarán por espacio de seis meses y se cerrarán con la apertura del acceso a Kamiñalde que abre el paso al casco viejo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos