Burdinola celebra sus 40 años como un referente mundial en el sector de laboratorios

El lehendakari y la consejera Arantxa Tapia visitaron ayer la empesa de Amoroto. / MIIRARI ARTIME
El lehendakari y la consejera Arantxa Tapia visitaron ayer la empesa de Amoroto. / MIIRARI ARTIME

La empresa de Amoroto contempla un aumento del 30% en la facturación de este año, tras cerrar diciembre con un récord de pedidos

MIRARI ARTIME AMOROTO.

Burdinola cerró ayer los actos conmemorativos de su 40 aniversario con la visita a sus instalaciones de Amoroto del lehendakari Iñigo Urkullu, acompañado de la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, así como de la alcaldesa del municipio anfitrión, Ziortza Ikaran y del primer edil de Lekeitio, Koldo Goitia, entre otros. Antes de recorrer las dependencias, tomaron parte en una reunión donde se presentaron el proyecto y los retos a futuro de la compañía que contemplan un incremento del 30% en la facturación de este ejercicio. «Diciembre ha sido un mes récord de pedidos, especialmente, muy interesantes a nivel internacional», manifestó el gerente de la firma, Mikel Martínez.

El lehendakari destacó de Burdinola su carácter integral e internacional, cercano a las necesidades del cliente y siempre abierta a la mejora continua. En ese sentido, Ukullu recalcó que la apuesta internacional de la compañía se ha intensificado en los últimos años. «Sois una referencia para un país que trabaja por la apertura al exterior y la internacionalización», indicó durante su visita a una de las principales empresas de Lea Artibai, que cuenta con un centenar de personas en su plantilla, así como filiales en Francia, Italia, Reino Unido, además de Benelux y Dubai, y delegaciones comerciales en México, Colombia y Perú.

Durante su intervención frente a parte de la plantilla, hizo hincapié en la filosofía de la entidad. «Realizamos los proyectos de laboratorio más seguros y eficientes del mundo, en los que los investigadores disfrutan logrando mejorar la sociedad», declaró. «Sobre la base de ese ideario, esta empresa ha logrado convertirse en una marca reconocida en el mercado y su servicio se asocia a la seguridad de sus instalaciones y la alta especialización», manifestó.

Cosmética

Entre sus distintivos, el lehendakari hizo hincapié en el espíritu profesional, el trabajo en equipo, la calidad y la innovación, además de la exigencia y la evolución. También destacó que ocupa posiciones de cabeza en los sectores farmacéutico, hospitalario, químico y educacional. «Gozáis de un gran reconocimiento internacional», recalcó.

Burdinola nació en 1978, en la misma ubicación que en la actualidad dedicado al mobiliario escolar, sector en el que pronto se percató de que era un negocio condicionado por la estacionalidad. En 1985 empezó a fabricar laboratorios y en 1990 tenían una gama de productos, un sistema modular, que supuso un hito para la compañía.

Dos años más tarde, entraron también en el diseño de los laboratorios y en 1995 abordaron la expansión internacional. Ahora, el 35% de su negocio se encuentra en el extranjero pero su horizonte es llegar al 60%. La cooperativa está posicionada hoy en día entre los líderes internacionales de su sector; el diseño y gestión de laboratorios tanto para investigación médica en universidades, hospitales y farmacéuticas, como para la innovación en industrias tan diversas como las de la cosmética, la alimentación o la petroquímica.

En la nave de Amoroto, de 26.000 metros cuadrados, se realiza todo el proceso de diseño y fabricación de un laboratorio. «Somos una empresa de proyectos en los que el 80% lo fabricamos nosotros», matizaron.

Temas

Amoroto