Bermeo subsana las deficiencias tras el cambio del alumbrado público

Operarios colocan una nueva luminaria en la plaza del Ayuntamiento de Bermeo. / IRATXE ASTUI
Operarios colocan una nueva luminaria en la plaza del Ayuntamiento de Bermeo. / IRATXE ASTUI

El Ayuntamiento da luz a varios puntos negros en Zarragoitxi y San Andrés ante las quejas de los residentes porque «apenas veíamos la calle»

IRATXE ASTUI BERMEO.

La reciente adaptación de la iluminación viaria a un nuevo sistema ha traído consigo ciertos quebraderos de cabeza al Ayuntamiento de Bermeo. La sustitución de las antiguas lámparas por luces menos contaminantes y más eficientes ha conllevado la detección de algunas anomalías en cuanto a los bajos niveles de luz emitidos por las nuevas farolas, sobre todo en algunos puntos del municipio.

Ante las quejas de los residentes en zonas como el barrio Zarragoitxi, que «apenas veíamos la calle», apuntan los vecinos, la Administración costera ha llevado a cabo una revisión de la iluminación viaria «durante la noche a pie de calle», a fin de detectar los puntos negros susceptibles de corrección. «Hemos detectado y valorado con los técnicos carencias en algunas zonas como Zarragoitxi, San Andrés, la Atalaya y el parque Erreten, a las que esperamos buscar solución cuanto antes, ya que tenemos que evitar tener 'puntos negros' a fin de garantizar la seguridad de los viandantes», apuntó la alcaldesa, Idurre Bideguren.

El Ayuntamiento inició el pasado verano la sustitución de las antiguas luminarias de la vía pública por otras de menor consumo. En total, la Administración costera instalará lámparas LED, de bajo consumo, «en el 70% de las farolas», detalló el concejal de Servicios, Benito Ibarrolaza.

Energía verde

La entrada en funcionamiento del nuevo sistema «más sostenible con el medio ambiente», conllevará un ahorro en el consumo de cerca del 63%», aseguró Ibarrolaza. Además, «toda la energía será verde y procederá de fuentes naturales», explicó. Los bermeotarras se tendrán que acostumbrar, además, al nuevo tono de la luz, «que contribuye a proteger la Reserva de la Biosfera de Urdaibai en donde vivimos y no provoca tanto cansancio a la vista», aseguraron fuentes municipales.

La intensidad de las nuevas luminarias «reduce la contaminación lumínica», explicaron. Bermeo cuenta con más de 2.000 puntos de luz de los que casi el 22% está considerado «contaminante». «Además, el 10% del flujo emitido por ese tipo de luminarias se proyecta directamente hacia el cielo y las fachadas», constata un reciente informe técnico municipal.

 

Fotos

Vídeos