Bermeo acogerá el marcaje electrónico de atún rojo para mejorar su gestión sostenible

Un pescador se dispone a marcar de forma electrónica un atún rojo. / B.T.W.C.
Un pescador se dispone a marcar de forma electrónica un atún rojo. / B.T.W.C.

Una quincena de barcos participará este fin de semana en la cita que aúna la pesca recreativa con ciencia e investigación

IRATXE ASTUIBERMEO.

Bermeo se ha embarcado, por segundo año consecutivo, en la puesta en marcha de la competición de marcación electrónica de atún rojo para pesca deportiva -Bermeo Tuna Tagging-, que tendrá lugar entre mañana y el domingo en aguas del Golfo de Bizkaia. La prueba, organizada por la asociación Bermeo Tuna World Capital, contará en esta ocasión con la participación de una quincena de barcos de recreo, provenientes de diferentes puertos del Estado. «Entre todas las tripulaciones, esperamos concentrar a medio centenar de pescadores deportivos», apuntaron los promotores de la cita.

Los equipos en liza saldrán se echarán a la mar a la 'captura' del mayor número de marcados electrónicos posibles de atún rojo con el objetivo principal de «obtener datos sobre esta especie que nos aportarán un mayor conocimiento de la estructura del stock de la misma para mejorar su gestión sostenible», señaló el director de Pesca del Gobierno vasco, Leandro Azkue.

La presentación de la Bermeo Tuna Tagging, que tuvo lugar ayer en el Museo del Pescador de la villa marinera, contó también con la asistencia del alcalde de la localidad, Aritz Abaroa, así como de Ignasi Ferrer, director del grupo Seastainable Ventures, que este año se ha sumado como patrocinador de la competición náutica, junto con el centro tecnológico AZTI, entre otros.

Fines científicos

Las tripulaciones participantes utilizarán equipos especiales para la pesca de túnidos. «Una vez inmovilizada la pieza, se procederá a su marcaje y posterior suelta», explicaron.

La competición, de hecho, tiene sobre todo fines científicos, ya que proporcionará a los biólogos datos precisos de localización y comportamiento del atún rojo en el Golfo de Bizkaia. «Los sensores registran al minuto datos sobre la temperatura, luz, salinidad y presión. Además les cortamos un pedacito de aleta para su análisis genético», detalló el biólogo de AZTI, Iñigo Onandia.

La primera edición del Bermeo Tuna Tanning se saldó el pasado año con el marcaje electrónico de un total de «cinco atunes rojos de entre 70 y 130 kilos», recordaron.

De forma paralela a la Bermeo Tuna Tanning , se desarrollará un pograma paralelo de actos culturales y charlas en la carpa que se instalará junto a la escultura 'Olatua' del puerto deportivo de la localidad costera. «Se incidirá sobre la importancia de la sostenibilidad de las especies pesqueras».

Temas

Bermeo