Ayuntamiento, Diputación y Costas vigilarán la evolución de las piedras de Isuntza

La playa de Isuntza recibió el pasado año 166.000 usuarios. /  M. S.
La playa de Isuntza recibió el pasado año 166.000 usuarios. / M. S.

Visibles sobre todo en marea baja, han aparecido mezcladas con restos de materiales de obra y cristales, que sí se retirarán en breve

MIRARI ARTIMELEKEITIO.

El inicio de la temporada de playa en Lekeitio ha estado marcada por la aparición de numerosas piedras en Isuntza que resultan claramente visibles con marea baja. Esta situación ha provocado las quejas de los usuarios, en especial por la presencia de restos de materiales de obra entre los que se han localizado trozos de cristales.

Ante esta situación, el Ayuntamiento se ha puesto en contacto con la Demarcación de Costas, responsable de la franja del litoral, que en principio no ha permitido la retirada de las piedras por considerarlas parte del proceso natural del arenal. «Por otro lado, se procederá a retirar los restos de obra que se han localizado», detallaron portavoces municipales.

«Los trabajos se realizarán a primera hora de manera que estén finalizados antes de la llegada de los primeros bañistas, aunque hay que tener en cuenta que para ejecutar la tarea resulta necesario que la marea esté baja», añadieron las mismas fuentes. Tras valorar la situación, las instituciones implicadas han decidido realizar un seguimiento de la evolución de las piedras. «Tanto la Demarcación de Costas del Ministerio, como la Diputación y el Ayuntamiento trabajamos en común para conocer la tendencia que se registrará y adoptar las medidas que se consideren oportunas», indicaron.

El arenal lekeitiarra recibió el pasado año 166.000 usuarios, el doble que la campaña anterior. Además, según el último estudio de valoración, Isuntza, junto a Karraspio, en Mendexa, y Ogella, en Ispaster son percibidas como las playas más limpias de Lea Artibai, con una nota de sobresaliente. Precisamente, una de las últimas iniciativas puestas en marcha ha sido la de reducir el volumen de restos y en especial de plásticos que se desechan y llegan al mar. El verano pasado se retiraron ocho toneladas de residuos.