La continuidad de un clásico

Daniel Zuluaga, Yesica Fernández, Santi Orozko y Jonathan Zuluaga./fotos: pedro urresti
Daniel Zuluaga, Yesica Fernández, Santi Orozko y Jonathan Zuluaga. / fotos: pedro urresti

Reinauguración del Ayala Café bar, que seguirá sirviendo rabas y uno de los mejores vermús de Bilbao

TXEMA SORIA

En el año 2003 Rodrigo Andaur y Gaizka Parcha, que se dedicaban a cuestiones muy alejadas del mundo de la hostelería, abrieron en la barra del antiguo Teatro Ayala (Manuel Allende 18), cuando el teatro aún era el escenario elegido por algunas de las mejores producciones teatrales del momento, el Ayala Café bar. Triunfaron, contra todo pronóstico, desde el primer momento. Su éxito fue debido a los estupendos pintxos que pusieron en la barra, a las rabas y al vermú preparado, copa que ha sido una de sus señas de identidad. Un local que durante más de tres lustros ha sido un lugar de encuentro, un punto de referencia para todos los vecinos de la zona, que hace unos meses, de repente, vieron con estupor cómo este local se cerraba.

Gaizka y Rodrigo, que junto a Mario Montenegro habían abierto unos meses antes el restaurante Ayala en Barakaldo, tuvieron que abandonar su antiguo local y trasladarse a la margen izquierda, con lo que sus clientes bilbaínos de toda la vida se quedaron huérfanos, sin saber dónde tenían que ir los sábados y domingos al mediodía a tomar un trago bien preparado y un aperitivo como dios manda. Sebastián Pulgarín, que ha trabajado en Ayala de Bilbao en los últimos diez años, y Carolina Orrego, que lo ha hecho durante siete años, han decidido, con el beneplácito de sus antiguos jefes, trasladar el Ayala Café bar a la calle Autonomía 45, a solo un centenar de metros de su anterior ubicación.

Las armas con las que van a atraer a sus antiguos clientes son las mismas de toda la vida: vermú preparado, que se elabora con Cinzano rojo, Campari, que le da un toque ligeramente amargo a la copa; y un toque de ginebra, que le aporta toques florales; y unas rabas que se elaboran con chipirones de potera, harina y una bebida gaseosa, lo que le da el toque de distinción indispensable. En el local de Bilbao, donde disponen de un comedor con capacidad para una treintena de comensales, ofrecerán desde octubre un estupendo menú del día y unas cenas maridaje de chuparse los dedos.

En la inauguración del nuevo Ayala Café bar, donde el personal pudo disfrutar de varios tipos de gildas, croquetas, empanadillas, tortilla de patata, chistorra y ensaladillas, se encontraban Álvaro Alonso, Jenny Granadero, Mari Ángeles Azpeitia, Isabel Barbero, José María Ruiz, Hortensia Alonso, Eduardo Grijalvo, Silvia Aparicio, Josema Foncea, Lorenzo Romero, Aitziber de Mier, Jhon Ander Colorado, Elizabeth, Alexandra y Héctor Orrego. Asimismo, se acercaron a ver las instalaciones del nuevo bar Daniel y Jonathan Zuluaga, Yesica Fernández, Santi Orozko, Aritz Serna, Josu Gil, de Diageo; Íñigo Marlaska e Ibon Fernández, de la marca italiana Cinzano, con la que en este local se elaboran los vermús; Santi Tubilla, María de la Fuente, Nerea Rodeño, Begoña Villanueva, José Luis González, Begoña Estebaranz, Marian Echave, Estela Euba y María José Aginako.

También se aproximaron a la inauguración del nuevo local Pedro Ángel Barredo, Rosi López, Begoña y Agurtzane Ikutza, Carlos y Elena Forner, Espe Bidaguren, Jesús Cuesta, Izaskun Ibáñez, Txelis Elorriaga, el radiofónico Iñaki Astigarraga, para quien el Ayala Café bar es su local de cabecera, Inmaculada Angulo, Joseba Fernández, Eloísa González, Maite Serna, Miguel Ángel Olmos y Carmen Berreteaga.