«¿Cómo ganarse la vida cuando las tareas automatizadas las hagan las máquinas?»

Cerca de 300 personas asistieron a las ponencias celebradas en el auditorio del Guggenheim, que también se pudieron seguir por streaming. / Jordi Alemany

25 expertos en empresa, creatividad, tecnología y liderazgo se citan en la séptima edición del foro vasco sobre innovación que organiza EL CORREO

EVA MOLANO | JOSE DOMÍNGUEZ

El mundo cambia a velocidad de vértigo y en un plazo de diez años lo que ya se conoce como la cuarta revolución industrial será una realidad en muchas empresas. Llegarán nuevas profesiones. Habrá demanda de muchos especialistas capaces de manejar tecnología o gobernar a los robots, que ejecutarán las tareas automatizadas y que ya son capaces de servir cafés, ayudar en complicadas intervenciones quirúrgicas y comunicarse en un lenguaje inventado por ellos. Dicho así, todo da un poco de vértigo. «¿Cómo ganarse la vida cuando muchas tareas las harán las máquinas?», preguntó este viernes la experta Silvia Leal. Pues parece que todo es posible sacando lo mejor de uno mismo y poniendo dosis de lo que ellas carecen: pasión, creatividad, sensibilidad o intución.

Precisamente, para explorar lo que se avecina el séptimo foro de innovación, liderazgo y empresa organizado por EL CORREO, Innova 2019, arrancó este viernes en el auditorio del museo Guggenheim, el icono de la transformación de Bilbao. Hasta la tarde de este sábado, 25 ponentes contarán cómo tuvieron que transformar sus vidas con la tecnología o cómo la han utilizado para ser profesionales de primer nivel.

Más información

El encuentro, que dinamizó Xosé Castro, lo abrió Carmen Marique, directora de Negocio de este periódico, que relató la transformación digital de EL CORREO. Oriol Bonet, batería de Love of Lesbian, enumeró a todas las plataformas que han cambiado de forma irremediable la vida de los ciudadanos y puesto en jaque a muchas de las industrias tradicionales, desde Amazon, WhatsApp o Airbnb hasta Spotify y Uber.

«¿Cuánto crees que va a durar tu empleo en su actual forma?», preguntó a los 300 asistentes. Bonet relató cómo antes las discográficas decidían lo que debía escuchar la gente, mientras que ahora son los ciudadanos quienes deciden qué quieren oír a través de Spotify o YouTube. «Se abren nuevos desafíos, como una adecuada gestión de los 'followers', para diferenciar a los fans y consumidores finales y fidelizarles», explicó.

José Luis Moro, que también fue artista en su juventud, se ha especializado por su parte en realizar originales anuncios 'low cost' gracias a las nuevas tecnologías y a una creatividad infinita. «Para Nike, por ejemplo, rodamos a un tenista devolviendo las pelotas de goma en una manifestación en Madrid». Maïder Tomasena, redactora creativa, también incidió en la importancia de los mensajes y dio pautas para escribir «de forma persuasiva».

En el foro se habló de todo lo que la tecnología puede hacer por los ciudadanos. Por ejemplo, acompañar a los mayores en una sociedad en la que el 35% de ellos viven solos. Manu Roibal, director técnico de la sociedad pública Bilbao Tik, explicó cómo el Ayuntamiento puede aprovechar los datos que obtiene de las conexiones a su red wifi para descubrir, por ejemplo, si ha gustado un determinado cantante en la Aste Nagusia. Alaitz Etxeandia, exalcaldesa de Lezama y directora de Biscay Tik, una sociedad foral que trabaja en la digitalización de los ayuntamientos, también defendió que la tecnología acerca la Administración al ciudadano. Los vecinos pueden acceder a la información de forma sencilla y no pierden el tiempo «de ventanilla en ventanilla».

Aitor Markaida, Carmen Manrique, Imanol Pradales, Susana Andrés y Xabier Otxandiano.
Aitor Markaida, Carmen Manrique, Imanol Pradales, Susana Andrés y Xabier Otxandiano. / J. A.

Lo bueno y lo malo

Eso sí, las escuelas y las asignaturas siguen siendo igual que hace un siglo, lo que coarta el futuro de los niños, según advirtió el arquitecto José Picó. El programador Marc Torrano avisó de las potencialidades de la red para los más pequeños, pero también de algunos riesgos. Alberto Knapp, un famoso inversor en tecnologías, dio algunos consejos a los empresarios digitales. «Hay que poner el foco en lo bueno de los socios, empleados... sin tratar de cambiar lo malo, trabajar con la imperfección».

El evento es posible gracias al apoyo de instituciones y empresas. Aitor Markaida, el director de Estrategia de Euskaltel, apuntó que las personas innovadoras son las que «dan forma al mundo del mañana». En el mismo sentido se pronunció la directora comercial de Laboral Kutxa, Susana Andrés, que expuso que «la innovación es el motor esencial para las empresas, ayuda a la constante adaptación». El concejal de Desarrollo Económico en Bilbao, Xabier Otxandiano, recordó que la villa ha sabido transformarse a sí misma y que los retos que se presentan ahora están vinculados a la capacidad de transformar el tejido económico y atraer talento. «Si hoy disfrutamos de cierto grado de calidad de vida y competitividad es por la actitud innovadora que ha habido en esta sociedad», aseguró por su parte el diputado Imanol Pradales.

Más información