Condenan a un año al menor absuelto del crimen de Otxarkoaga

Agentes de la Ertzaintza custodian el traslado de los cuerpos del matrimonio de ancianos asesinados en su vivienda en enero de 2018./E. C.
Agentes de la Ertzaintza custodian el traslado de los cuerpos del matrimonio de ancianos asesinados en su vivienda en enero de 2018. / E. C.

La sentencia le considera ahora «cooperador necesario» en el robo con fuerza en la vivienda de los ancianos, pero no en los asesinatos

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

El menor que fue absuelto del doble crimen de Otxarkoaga acaba de ser finalmente condenado a doce meses de internamiento en semilibertad como cooperador necesario de un delito de robo con fuerza en las cosas en casa habitada, según ha podido saber este periódico. Como el joven de 16 años ya cumplió más de ocho meses como medida cautelar en Zumarraga, entre los meses de enero y octubre del año pasado, la condena queda compensada y no tendrá que volver a ingresar en el centro de régimen cerrado.

La Fiscalía, que pedía para él diez años, recurrió la sentencia que le absolvía de los asesinatos de Rafael y Lucía, por los que sí fueron condenados otros dos menores de 14 años a seis años de internamiento cada uno. La Audiencia vizcaína estimó parcialmente el recurso y anuló la absolución por entender que había habido un error en la valoración que había realizado el juez de los testimonios de los testigos protegidos.

Dos personas afirmaban que habían visto a este tercer chico en los alrededores de la vivienda del matrimonio octogenario, en la calle Zizeruena de Otxarkoaga, el 18 de enero de 2018 a la hora aproximada a la que se cometieron los crímenes, entre las 9.30 y las 10.30 horas. La Audiencia, que no consideraba necesario repetir el juicio como reclamaba el Ministerio público, pidió al magistrado que emitiera una nueva resolución subsanando ese fallo.

Indicó el objetivo del robo y vigiló mientras los otros dos menores accedían ala casa de las víctimas La clave

Reparto del botín

Pues bien, el titular del juzgado de Menores número 2 de Bilbao entiende ahora que el adolescente tuvo una participación en los hechos como «cooperador necesario», pero sólo del robo en la vivienda, no de los dos homicidios. Los dos chicos ya condenados treparon al segundo piso por una tubería, y una vez en la vivienda se encontraron con los moradores. Los dos ancianos de 87 años fueron asesinados a golpes y con un arma blanca. Ambos asaltantes revolvieron las habitaciones y se apoderaron de dinero y joyas.

Según la sentencia, el tercer joven facilitó a los otros dos menores la información necesaria y les indicó el objetivo para que ellos accedieran a la casa a robar, pero le exculpa de cualquier responsabilidad en los crímenes. El joven también realizó labores de vigilancia y después se repartió con ellos el botín.

El cuchillo empleado en la agresión fue obtenido en el piso en el que residía, en el portal contiguo al de las víctimas, donde después del asalto uno de los homicidas se cambió la ropa manchada de sangre. Por ello, el juez condena al menor de 16 años a un año de semilibertad. Los tres últimos meses serían de libertad vigilada. La sentencia, que puede ser recurrida, no le considera, sin embargo, responsable civil por el robo.